Vecinos de esta villa lucense se encadenan a los árboles del río Sarria para impedir su tala. Además consiguen que famosos  gallegos apoyen su reivindicación.

Leer noticia