La llegada de Internet ha cambiado profundamente nuestros hábitos, en muchos casos para mejor, pero también tiene su lado negativo. Cada vez pasamos más horas mirando una pantalla ya sea por ocio o por trabajo. Esta excesiva exposición a las pantallas de los móviles, tablets, portátiles y ordenadores, tiene un efecto negativo en nuestra salud, especialmente en nuestros ojos.

En TYS Magazine os hablamos de muchos tipos de contaminación y de la importancia de cuidar nuestra salud y nuestro entorno. El uso creciente de los dispositivos electrónicos deriva en un consumo muy elevado de recursos para su fabricación en masa y muchos de estos aparatos presentan, además, un alto contenido de materiales tóxicos, difícilmente reciclables una vez termina su vida útil. A todo ello debemos añadir que ser esclavos de estos aparatos a largo plazo puede provocar e influir negativamente en nuestra salud.

¿Realmente somos esclavos de los dispositivos digitales?

Pues según el estudio realizado a población española por Sondea a petición de Multiópticas, sí que lo somos. Cada día, los españoles pasamos 11 horas mirando una pantalla y el 81% mira 5 o más pantallas a lo largo del día.

¿Qué efectos tiene la sobreexposición a las pantallas?

Manuel Díaz Llopis, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valencia señala que “esta ausencia de actividad luminosa y excesivamente sedentaria derivada de la exposición a las pantallas conlleva efectos muy nocivos, como la posible aparición de astenopia acomodativa (cuyos principales síntomas son escozor y enrojecimiento de los ojos, así como dolor de cabeza) o la progresión de la miopía en niños derivada de esta falta de luz natural”.

Por esta razón, os comentamos la interesante campaña que está realizando Multiópticas, llamada Screen Pollution, para fomentar un uso responsable de las pantallas y sensibilizar y generar una mayor concienciación en torno al uso excesivo de dispositivos digitales.

Con este objetivo Multiópticas lanza una serie de productos y nos recomienda seguir un decálogo para prevenir los efectos negativos de la sobreexposición a las pantallas de los distintos dispositivos digitales.

Dentro de los productos lanzados por Multiópticas destacan las gafas de lectura que incorporan el tratamiento antirreflectante iBestlayt Technology, previniendo la fatiga y el estrés visual derivados de la exposición abusiva a la luz azul que emiten los dispositivos.  Además, reduce el brillo y mejora el contraste. Estas lentes cuentan con el sistema Blue UV Capture, que bloquea hasta un 20% de la luz azul dañina y proporciona protección frente a la luz UV en todos los índices. Además  las lentillas iMultilens mensuales de uso diario disminuyen el cansancio visual causado por el uso de dispositivos digitales. El hidrogel de silicona permite el paso de más oxígeno hacia la córnea y hace que las lentes sean más transpirables, permitiendo disfrutar así de una experiencia de uso más saludable.

DECÁLOGO PARA PREVENIR SCREEN POLLUTION

Manuel Díaz Llopis, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valencia, en colaboración con EMPANTALLADOS, recomiendan seguir unas normas para realizar un uso responsable de las pantallas e intentar reducir así los posibles efectos nocivos de para la salud de nuestros ojos:

1 – Autoevalúate. Es importante ser consciente del uso que hacemos de las pantallas en nuestro día a día. Mide el tiempo que les dedicas, y valora si es el que deseas hacer. Presta especial atención a aquellas actividades que realizas de maneras simultánea con las pantallas: a veces es mejor renunciar al multitasking y enfocarte en una sola actividad a la vez.

2 – Crea un plan personal de uso digital, sobre todo, determinando para qué quieres usar cada uno de tus dispositivos. Quita las notificaciones de la pantalla de inicio y se tú el que marca cuándo consultar tu teléfono.

3 – Ponte aliados o trucos. Incorpora recursos para medir, definir tiempos y buscar espacios de desconexión. Algunos sistemas operativos ya permiten establecer tiempos de uso; incorpora alarmas o establece mecanismos para dejar aparcados los dispositivos en determinados momentos.

4 – Tómate descansos cortos pero periódicos, levantando la mirada y desenfocando la pantalla. Si tienes oportunidad, lo ideal es mirar por la ventana o dirigir la mirada hacia algún espacio con luz natural. Idealmente, estos descansos se deben tomar cada 45 minutos. A lo largo del día, cuando se va incrementando la fatiga visual, esa frecuencia se debe incrementar.

5 – Utiliza lubricante ocular tipo lágrimas artificiales, para prevenir el ojo seco secundario, cuyos principales síntomas son sensación de tierra, enrojecimiento y necesidad involuntaria de que cierren los ojos. Asimismo, en ocasiones puede producir lagrimeo por rebote, visión borrosa y dificultades para la concentración.

6 – Sitúate a una distancia adecuada de las pantallas. Lo ideal es situarnos a una distancia de entre 35 y 50 cm para pantallas pequeñas (móvil, tablet), y aun mínimo de 55 cm para otras pantallas fijas.

7 – Añadir filtro de luz azul en el caso de que llevemos gafas graduadas. Las gafas de lectura de Multiópticas lo llevan ya incorporado. Además alguna lentillas como las iMultilens también lo incorporan.

8 – Si eres padre, tu ejemplo es importante. Intenta dirigirte a tus hijos sin estar haciendo uso del móvil, procura aglutinar todas las gestiones que tienes que hacer a través de los dispositivos en un momento del día y cread juntos un plan digital familiar, con normas y medidas que faciliten hacer un uso equilibrado de la tecnología en familia.

9 – En menores de 21 años, promover que el uso de pantallas fuera del horario escolar se realice en horas sin sol, para evitar que esa utilización de pantallas en sitios oscuros impida realizar otras actividades bajo luz natural.

10 – Fija un día a la semana de ‘detox de pantallas’, en el que las pantallas se queden aparcadas y plantea alternativas de ocio como escapadas a la naturaleza, deporte, lectura, etc.