Los residuos urbanos son uno de los mayores problemas ambientales derivados del crecimiento de las sociedades urbanas y periurbanas, si tenemos jardín o huerta podemos reducir considerablemente nuestros residuos, creando un excelente abono conocido como compost. Se trata de un tipo de abono orgánico y 100% natural, de color café oscuro, de dulce aroma y rico en nutrientes.

La basura diaria que se genera en los hogares contiene un 40% de materia orgánica, que puede ser reciclada y retornada a la tierra en forma de humus para las plantas y cultivos. Se estima que por cada 100 kg de restos orgánicos se obtienen 30 kg de abono, ahorrando en fertilizantes químicos. De esta manera se contribuye a la reducción de las basuras que se llevan a los vertederos o a las plantas de valorización además de reducir el consumo de abonos químicos. Por todo ello en algunas ciudades se instalan contenedores orgánicos vecinales para realizar compost e incluso se estimula el compostaje individual por medio del regalo de compostadores familiares.

Compostaje

El Compostaje se basa en un proceso biológico, que se realiza en condiciones de fermentación aerobia, con suficiente humedad y que asegura una transformación higiénica de los restos orgánicos en un alimento homogéneo y altamente asimilable por nuestros suelos. En este proceso biológico interviene la población microbiana como son bacterias, actomicetos, y hongos (que son los responsables del 95% de la actividad del compostaje) y también las algas, protozoos y cianofíceas. Además en la fase final del proceso también actúan macroorganismos como colémbolos, ácaros, lombrices y otros de otras muchas especies.
Material necesario

Esta transformación se puede realizar en cualquier casa mediante un compostador, sin ningún tipo de mecanismo, ningún motor ni ningún gasto de mantenimiento. Aparte del compostador o silo, necesitaremos herramientas para voltear, tijeras de poda para cortar ramas y una pala para extraer el compost hecho.

El compostador deberá reposar directamente sobre la tierra y es aconsejable que se localice a la sombra. También es muy recomendable disponer de una máquina biotrituradora para las ramas gruesas. Opcionalmente, nos interesaría tener un termómetro de alcohol de hasta 100º y un medidor de pH para tener más información sobre el estado del compost.

El compost que se hace en casa tiene múltiples ventajas

  • Aporta materia orgánica al suelo.
  • Ayuda al desarrollo de estructuras radiculares sanas y fuertes.
  • Suelta los suelos arcillosos, mejorando el drenaje.
  • Aporta densidad a los suelos arenosos, mejorando la retención de humedad.
  • Atrae y alimenta las lombrices de tierra.
  • Mejora el pH (acidez/alcalinidad) del suelo.
  • Reduce la demanda de agua de plantas y árboles.
  • Ayuda al control de la erosión.
  • Reduce el stress de las plantas en períodos de sequía o en heladas.
  • Puede alargar los períodos de crecimiento de las plantas.
  • Mejora el contenido de minerales y vitaminas en alimentos cultivados en suelos ricos en compost.
  • El compost aplicado generosamente al suelo puede reemplazar totalmente los fertilizantes petroquímicos.
  • El compostaje es el sistema de reciclaje de la naturaleza.

Proceso de realización del compost

Para explicar el proceso de realización del compost podéis echarle un vistazo a estos vídeos.

 

Además os dejamos un interesante manual realizado por Amigos de la Tierra.

Descargar manual para hacer compost