Alrededor de 8 millones de toneladas de plástico se vierten en los océanos del mundo cada año. Este plástico es peligroso para la vida marina y, una vez que entra en la cadena alimentaria, en última instancia, peligroso para la salud de la raza humana.

La organización Ocean Cleanup cree que entre 1,15 y 2,41 millones de toneladas métricas de ese plástico de los océanos provienn de los sistemas fluviales del mundo. Dos tercios de ellas de los ríos de Asia. Para ayudar a explicar cómo y dónde termina el plástico en los océanos del mundo Ocean Cleanup ha lanzado un mapa interactivo, River Plastic Emissions to the World’s Oceans.

El mapa muestra los sistemas fluviales de la Tierra. La entrada prevista de cada sistema fluvial al océano se muestra en la costa usando marcadores circulares escalados. Estos datos predictivos se basan en un modelo que examina la densidad de población, la gestión de residuos, la topografía, la hidrografía, la ubicación de las presas y la concentración de plásticos en los ríos de todo el mundo.

Si todavía queréis saber más sobre la llamada “sopa de plástico” podéis ver hacia dónde navega todo ese material en Sailing Seas of Plastic, una visualización interactiva trazada de la concentración del plástico en los océanos del mundo. Según el mapa hay 5.250 millones de piezas de plástico a la deriva en los mares del mundo.

Este mapa de densidad de puntos muestra la concentración estimada de plástico suspendida en los océanos. Cada punto en el mapa representa 20 kg de plástico flotante. Las estimaciones se basan en los resultados de 24 expediciones de encuesta (2007-2013) y en modelos de viento y deriva oceánica.

Autor: Víctor Bouzas