El Museo Victoria & Albert de Londres ha lanzado un mapa interactivo que nos permite analizar la evolución de la red de autopistas europeas en los últimos 100 años.

Hace poco que en TYS Magazine os contábamos cómo son las emisiones de la red de carreteras de España pero en esta ocasión no os vamos a hablar de CO2 sino de la historia de esta sistema de comunicaciones en Europa.

En 1924, Italia abrió la primera autopista del mundo. A partir de la construcción de la llamada Autostrada dei Laghi en el norte de Italia se avanzó en la construcción y puesta en marcha de las autopistas europeas. Ello ha permitido mejorar las comunicaciones facilitando el tráfico de personas y mercancías por el continente y constituyendo uno de los pilares econónico-sociales de la actual Unión Europea.

En las primeras décadas de construcción de autopistas, Alemania lideró la carrera por tener la más grande y mejor red nacional de carreteras de alta velocidad. Esta posición de privilegio le duró hasta la década de 1960, momento en el que la mayoría de los otros países europeos comenzaron a construir sus propias redes de autopistas. Por ejemplo, la primera autopista del Reino Unido, el Preston By-Pass, no se construyó hasta 1958.

 


En España hubo que esperar hasta 1961 para que se inauguraba la primera autopista conocida con el nombre de autopista de Levante. Se trataba de una variante de la carretera nacional N-III que evitaba atravesar el pueblo de Vallecas por medio de una vía sin cruces a distinto nivel y con dos carriles que facilitaban la circulación de vehículos en sentido de entrada y salida de Madrid. Seguidamente se puso en marcha la autopista A-6, que se construyó entre 1964 y 1967 (inaugurada este último año), entre los municipios madrileños de Las Rozas de Madrid y Collado Villalba.

A medida que avanzamos por el mapa de autopistas de V&A, podemos hacer clic en los botones «leer más» para conocer algunas de las secciones más importantes de la autopistas construidas en Europa durante el siglo pasado.

El mapa de V&A termina trazando la hipotética ruta de la autopista Rusia Meridian, una enorme carretera que formará parte de una vía intercontinental masiva propuesta entre Rusia y China. Una vez que se complete esta carretera se podrá conducir durante más de 8.000 km por tramos de autopista pudiendo llegar desde Portugal hasta la costa este de China sin salir de ellas.

Acceder a la aplicación