La presente Guía Metodológica de Ordenamiento Territorial Municipal tiene por objeto contribuir con los gobiernos municipales de Centroamérica y El Caribe en el fortalecimiento de sus capacidades para liderar procesos de ordenamiento y planificación territorial, como instrumentos clave de desarrollo.

La Guía se sustenta en la generación de conocimiento y experiencia obtenida durante las dos promociones (2008 y 2009) del Diplomado Superior Regional en Planificación y Ordenamiento del Territorio, el cual ofrece la Fundación DEMUCA / Cooperación Española en coordinación con la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-Costa Rica) y la participación del Lincoln Institute of Land Policy. El documento también se complementa y fortalece con la incorporación de 13 buenas prácticas municipales en ordenamiento territorial, las cuales fueron  sistematizadas por un equipo de expertos/as regionales.


Este esfuerzo está dirigido principalmente a autoridades y funcionarios municipales cuyos territorios se enfrentan a procesos de transformación, y que no cuentan con políticas e instrumentos efectivos de ordenamiento territorial para orientar dichos procesos hacia un desarrollo sostenible y con mejor calidad de vida para sus habitantes.

Dada la complejidad y amplitud de los temas relacionados al territorio, la guía propone criterios generales para conducir procesos de ordenamiento territorial, buscando servir de base o de referencia a partir de la cual se pueda posteriormente profundizar sobre aspectos relativos a la temática. Como tal no pretende ser exhaustiva ni categórica. La guía plantea, como paso previo al ordenamiento territorial, el análisis del contexto en el que está inmerso el municipio y la formulación de lineamientos estratégicos de desarrollo, con el fin de alcanzar una visión compartida entre autoridades y población sobre un futuro deseable y factible para su municipio. Es a partir de estos lineamientos que se podrán implementar en mejor forma procesos y planes de ordenamiento territorial que contribuyan a alcanzar los objetivos plantados.

Por otro lado, se parte del reconocimiento de que la situación de los municipios no es estática sino dinámica, y que por lo tanto, los procesos de planificación y ordenamiento territorial deben ser igualmente continuos y sujetos a una constante adaptación a las condiciones existentes y proyectadas.

Desde TYS Magazine esperamos que os sea de ayuda esta interesante guía.

Abrir Guía para la conducción de procesos de ordenamiento territorial municipal

Fuente: http://fundaciondemuca.com/