Todas las empresas sin excepción tienen impacto en la biodiversidad, aunque no todas son conscientes de ello. Este itinerario ayuda a las empresas a identificar su relación con la biodiversidad, integrarla en su estrategia corporativa, impulsarla y compartir su experiencia.

Forética ha publicado una guía práctica llamada “La senda de la biodiversidad” cuyo objetivo es ayudar a las empresas de todos los sectores de actividad a identificar su relación con la biodiversidad y poner en marcha un programa para contribuir a su protección. Esta publicación se complementa con la difusión de 3 infografías que ayudan a la labor divulgativa sobre el vínculo empresa-biodiversidad.

La guía propone un itinerario en once pasos que comienza desde aprender qué es la biodiversidad, pasando por identificar el impacto de cada empresa según su actividad, cómo incorporarlo a la estrategia y estructura organizativa, hasta cómo implantarlo, diferenciarse, comunicarlo y colaborar con otras organizaciones para compartir conocimiento y acciones.

El proyecto parte de que todas las empresas son consumidoras y suministradoras de productos y/o servicios, y por tanto, en algún punto de la cadena de valor tiene lugar una extracción de materias primas, transformación, distribución y consumo de las mismas. Estos procesos tienen una relación de dependencia e impacto en la biodiversidad. Pero aunque la biodiversidad es un proveedor gratuito es, sobre todo, finito, lo que requiere que sea gestionado y valorado.

De forma paralela, según una consulta realizada por Forética entre empresas españolas, el 54% afirma que la biodiversidad es un concepto conocido pero no han encontrado la relación entre su organización/ sector y la biodiversidad. Para el 28% de los encuestados, no es un concepto con el que su organización esté familiarizada.

Los siguientes datos ilustran la importancia de la biodiversidad y el medio ambiente y su impacto socioeconómico:
• España constituye uno de los 25 puntos calientes de biodiversidad que existen en el mundo.
• El 40% de la economía mundial depende de una biodiversidad y ecosistemas sanos.

• Uno de cada seis empleos en Europa depende directa o indirectamente del medio ambiente y la biodiversidad (1)
• La salud del 60% de la población mundial depende exclusivamente de medicamentos de origen natural (2)

La publicación se enmarca dentro del proyecto de Forética “Responsables con la biodiversidad” y ha sido desarrollada con apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

DESCARGAR GUÍA

Fuente: Forética / http://www.compromisorse.com

tysgal