Desde Tysmagazine pensamos que es importante crear un mundo sostenible y que para ello se debe empezar desde la base impulsando el crecimiento y el desarrollo de las estructuras sociales y económicas de ámbito local.

El desarrollo local se basa en la identificación y aprovechamiento de los recursos y potencialidades endógenos de una localidad, hasta llegar al ámbito regional. Entendemos por potencialidades endógenas de cada territorio tanto a los factores económicos como a los no económicos. Entre estos últimos cabe recordar: los recursos sociales, culturales, históricos, institucionales, paisajísticos, etc. Todos estos factores son decisivos en el proceso de desarrollo económico local.

En esta perspectiva, Pike definió en 2006 el desarrollo económico local como “el proceso de transformación de la economía y de la sociedad local, orientado a superar las dificultades y retos existentes, que busca mejorar las condiciones de vida de su población mediante una acción decidida y concertada entre los diferentes agentes socioeconómicos locales, públicos y privados, para el aprovechamiento más eficiente y sustentable de los recursos endógenos existentes, mediante el fomento de las capacidades de emprendimiento empresarial local y la creación de un entorno innovador en el territorio”.

Este punto de vista de Pike le daba gran importancia al capital social ya que la ciudanía debía cobrar un papel activo en todo el proceso. Como mecanismo de enlace entre los ciudadanos y los órganos de decisión surgen los llamados Agentes de Desarrollo Local definidos por Lorenzo Barbero en 1992 como “un operador público o privado al servicio del público, que promueve, organiza y elabora a nivel territorial operaciones integradas de desarrollo local, de las que son protagonistas las instituciones, las fuerzas técnicas, sociales y empresariales”.

Uno de los operadores más conocidos es el GDR o grupo de acción local. Se trata de asociaciones privadas sin ánimo de lucro, donde están representadas instituciones, ayuntamientos, diputaciones, organismos autonómicos, colectivos sociales y económicos, representantes de fundaciones, asociaciones, empresarios, trabajadores, entidades financieras, jóvenes y mujeres. Su función es la de dinamizar la comarca a la que se adscriben apoyando el tejido productivo e impulsando la zona con diferentes proyectos. Para ello, entre otras funciones, se dedican a captar y canalizar ayudas económicas.

A lo largo de los próximos artículos hablaremos del trabajo de diferentes GDR y visitaremos algunos de los que están repartidos por la geografía gallega para conocer su labor, sus proyectos y sus ideas de cara al futuro. Hablaremos con sus responsables para que nos expliquen, de primera mano, cuál es su impacto en la economía local, qué fondos tienen, cómo se gestionan y cómo se puede acceder a ellos.

Autor: Víctor Bouzas