En la actualidad son muchos países en los que el turismo actúa como un motor de desarrollo favoreciendo la entrada de divisas y la creación de empleos directos e indirectos. En la actualidad, según el World Travel & Tourism Council’s (WTTC) el turismo aporta el 3% del PIB mundial y representa el 6% de las exportaciones de servicios. Es además el cuarto sector exportador, después del petróleo, los productos químicos y la automoción generando unos 235 millones puestos de trabajo, o sea uno de cada doce empleos en el mundo.

A tenor de los datos parece que claro que en el actual contexto económico mundial el desarrollo y promoción de los productos turísticos es una opción muy interesante como medio de promoción económica. A continuación presentamos algunas claves para conseguirlo:

  1. Consolidar los productos turísticos actuales con mayor potencial. El objetivo es enriquecer la estancia de los visitantes dotándola de una experiencia más completa.
  2. Impulsar los productos existentes y promocionarlos en mercados con potencial de visitantes.
  3. Colaborar con los territorios cercanos para conseguir un mejor desarrollo de determinados productos que, en solitario, tendrían una proyección residual pero que colectivamente cobrarán gran interés.
  4. Crear nuevos productos para nuevos mercados potenciales de interés logrando así una mayor diversificación. Es importante ofertar productos competitivos con el objeto de consolidarse como destino turístico.
  5. Hacer una buena campaña de promoción y difusión de los productos. Esta promoción debe realizarse tanto en lo referente a la señalización e interpretación como en lo que atañe a los medios distribuibles (folletos específicos in situ). La información posibilitará una mayor comprensión mejorando la experiencia turística de cada cliente.
  6. Estructurar las ofertas de productos turísticos, siempre que sea posible, para facilitar su adaptación a los requerimientos de oferta y la demanda. Con ello evitaremos tener una excesiva dependencia de un mercado concreto o de una época del año determinada.
  7. Debemos dar al visitante aquello que nos hace diferentes haciendo que las ofertas correspondientes sintonicen con el posicionamiento del destino, contribuyendo a su proyección en el mercado.

A lo largo de los siguientes artículos iremos analizando la situación del turismo en Galicia (mercado, productos, características, etc.) para valorar si se está sacando todo el provecho a una comunidad que tiene tanto que ofrecer a visitantes de todo el mundo.

Autor: Víctor Bouzas