Progresar en materia de ahorro energético es un tema que ha preocupado mucho a la población mundial en los últimos tiempos. De ahí que se esté haciendo necesario realizar una transición energética, sobre todo a nivel empresarial, para lograr adaptarse al mercado actual.

El resguardo de los recursos naturales ha sido tema de preocupación de las organizaciones internacionales desde siempre. Sin embargo, en los últimos tiempos esto ha aumentado mucho más, debido a que se nota cómo las materias primas que producen la energía están sufriendo una fuerte decaída.

Para ello, los países están empezando a adoptar medidas regulatorias que van enfocadas, sobre todo a las empresas, ya que a nivel industrial son quienes consumen mayores niveles de energía. De hecho, en España, la nueva ley de autoconsumo es la viva representación de esta afirmación.

El caso es que hacer esta transición no es tan fácil como podría pensarse y lo mejor es buscar que esta transformación la realice una comercializadora que sea experta en este tema, como es el caso de Atlas Energia. Ellos, con más de 100 años en el área de la energía eléctrica, han colocado empeño en desarrollar nuevas estrategias que permitan aprovechar mejor los recursos.

Esto, además de producir un evidente impacto positivo sobre el medioambiente, también se ve claramente reflejado en los costes que alcanza el servicio eléctrico, los cuales se proyectan con importes menores.

Ahora bien, estos planes de trabajo no pueden plantearse de forma genérica porque queda claro que todas las empresas trabajan con sus propios sistemas y procedimientos. De ahí que Atlas Energía se esfuerza en ofrecer soluciones ajustadas a cada requerimiento, pues aunque la base del trabajo sea similar, su aplicación puede ser muy variada.

De hecho, dentro de los planes de empresas se tienen muy en cuenta los horarios de producción y los sistemas que utilizan en cada uno, pues existen empresas que necesitan trabajar las 24 horas del día, mientras otras se toman descansos en ciertos momentos según las líneas de producción que manejen.

Lo que dice la ley de autoconsumo y la producción de energía propia

Quizás lo más trascendental de esta nueva ley de autoconsumo es el hecho de que ahora el consumo se manejará de dos maneras: sin excedente o con excedente. Es decir, no habrá posiciones medias, o nos adaptamos a la ordenanza o no lo hacemos.

Para las empresas, éste es un tema delicado, pues justamente ellas son las más vigiladas por el asunto de que necesitan mucha energía eléctrica para poner en funcionamiento todos sus procesos industriales, pero también en lo relacionado con aspectos administrativos.

En este sentido, Atlas Energía ha diseñado su propuesta de Atlas Green Energy, la cual consiste en promover el uso de un sistema por el cual las empresas podrán optar a generar su propia energía mediante instalaciones solares sin inversión.

La idea es generar la cantidad de energía adaptada a las necesidades de cada cliente, como ya se mencionó más arriba. Por ello, disponen de 3 grupos de trabajo enfocados a cada tipo de área donde pueden ser de utilidad:

  • Baja tensión: este rango va desde los 2.0 A hasta los 3.0 A. Es una alternativa útil para quienes desean implementar estas medidas en sus residencias o que poseen empresas de pequeño y mediano tamaño.
  • Media tensión: va desde 3.1 A hasta 6.1 A. Es una opción meramente empresarial donde se establecerá un estudio de necesidades en función de que se trate de una mediana o gran empresa.
  • Alta tensión: alcanza los 6.2 A y está orientada a las empresas mucho más grandes que tienen un consumo promedio bastante elevado.

Lo bueno de trabajar con Atlas Energía es que ellos mismos pueden apoyarte con el estudio de las necesidades reales qué tengas y así puedas aprovechar el consumo energético que realmente te haga falta, aún cuando hasta ahora hayas utilizado aquél que no te era más conveniente.