Muchos de los lugares declarados patrimonio mundial por la Unesco están en serio peligro de supervivencia: delicados ecosistemas naturales, frágiles ciudades milenarias de adobe o sistemas agrícolas con 2.000 años de historia amenazados por la horda turista. Y aunque todos queremos visitar y contemplar estos destinos tan espectaculares, existen alternativas cercanas, incluso parecidas, en menor riesgo de conservación e igualmente fascinantes. Cómo ayudar a salvar 10 joyas turísticas sin dejar de viajar.

Leer noticia completa

Fuente: El País