Las ciudades fantasma de China

ciudades fantasma de China

Las ciudades fantasma de China nos sorprenden por ser desarrollos urbanísticos sin población, los edificios residenciales y los centros comerciales están prácticamente vacíos.

La visión de los promotores chinos es construir primero toda la ciudad para habitar después. Por ejemplo la ciudad de Dantu, distrito en Jiansu, provincia al este de China, tardó 10 años en habitarse, hoy cuenta con 380.000 personas. Una de las cifras más asombrosas sobre el programa urbano chino es que, desde 1978, se construyeron unas 500 ciudades. Las autoridades chinas aspiran que el nivel de urbanización pase del 54.77% en el 2014 al 60% en el 2020. Esto supone atraer 100  millones personas a las ciudades.

Según las declaraciones de Wade Sheppard, autor de Ghost cities of China («Ciudades fantasmas de China») a la BBC «La palabra ciudad es un término administrativo. Cuando decimos que hay 600 nuevas ciudades, es que 600 zonas rurales fueron reorganizadas como ciudades».

China afirma que las ciudades fantasma son un fenómeno transitorio  que se debe al proceso de urbanización propio del país y no se debe a un proceso de abandono.Este modelo urbanístico ha tenido grandes éxitos como la reconversión de la ciudad de pescadores de Shenzen en una centro financiero pero también ha tenido grandes fracasos.

A continuación os mostramos algunos ejemplos de estas ciudades fantasma:

Copia de la ciudad de luz, Tianducheng

Esta replica china de Paris está ocupada al 20% se comenzó a construir  en 2007. El lugar tiene su propia réplica de la Torre Eiffel, aunque con 108 metros de alto en lugar de los 324 de la original.

Tianducheng from caspar stracke on Vimeo.

 Distrito Chenggong, Kunming, Provincia de Yunnan.

Este distrito se suponía que sería uno de los principales polos culturales y económicos de China  pero solo el 10% de las edificaciones están ocupadas, a pesar de contar con centros comerciales, rascacielos e incluso un estadio.

Chenggong Fuente:http://es.gizmodo.com

Chenggong Fuente:http://es.gizmodo.com

Existen otros ejemplos como Ordos, una ciudad con rango de prefectura en el suroeste de Mongolia Interior, el New Soutch China Mall, en la provincia de Guandong,  Yujiapi en Tianjin o Zhengdong en Henan.

No es de extrañar que un alto porcentaje de estos proyectos hayan sido salpicados por denuncias de corrupción o abuso de poder.

En muchos aspectos recuerda al proceso de burbuja inmobiliaria de España, pero a una escala mucho mayor.  Este proceso urbanizador es el motor de la economía China (15% del PIB), como fue el español. Muestra de ello, es que el  último plan de urbanización nacional, que abarca 2014 a 2020, fue anunciado en marzo del 2014 con un presupuesto de 7 billones de dólares americanos.

Los expertos muestran su preocupación ante el posible pinchazo de esta burbuja inmobiliaria. De producirse sus repercusión no sólo se limitaría a China sino que afectaría a nivel mundial. Por esta  razón, Pekín ha decidido reclutar a la población campesina para contrarrestar el riesgo de explosión de la burbuja inmobiliaria que amenaza al país, donde se contabilizan cerca de 13 millones de viviendas sin ocupar.

Este modo de planificación territorial conlleva grandes riesgos, no solo ambientales sino también económicos y sociales. Desplazar la población rural al medio urbano, acarrea cambiar los hábitos de la gente y sus modos de vida lo que puede provocar grandes problemas de integración social. Aunque ahora nos deslumbremos con las grandes avenidas desiertas, estas ciudades con el paso del tiempo tendrán grandes problemas de gestión, ya que no tienen un tejido social que sustente estas tramas urbanas.

En el siguiente story map, donde podéis ver la distribución de las ciudades fantasma chinas.

Story map de las Ciudades Fantasma de China

Autor: Jose Taboada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *