La Xunta de Galicia fomenta la reforestación de zonas Red Natura 2000 con robles y abedules por casi dos millones de euros

Vista de los cañones del Sil desde el mirador de Cabezoá (Parada de Sil, Ourense)

El Diario Oficial de Galicia convoca hoy la línea de ayudas de la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, para avanzar en los compromisos medio ambientales y de cambio climático

El objetivo es ampliar los complejos de turberas y brezales húmedos, debido a su importancia ecológica y al papel que juegan en la mitigación del cambio climático

Se fomentará la eliminación y relevo de eucaliptos por frondosas para proteger las 6.100 hectáreas de turberas y las 15.000 hectáreas de brezales húmedos distribuidas en 33 zonas de especial conservación en Red Natura 2000

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio publica hoy en el Diario Oficial de Galicia la orden por la que se convocan las ayudas para fomentar la reforestación de zonas Red Natura 2000 con ejemplares de robles y abedules, dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020.

Esta nueva medida, que implica una inversión de casi dos millones de euros, permitirá la puesta en marcha de acciones de conservación del patrimonio natural de Galicia y que prevén beneficiar a cerca de 3.000 personas.


Gracias a esta herramienta se realizarán pagos la aquellos particulares que lo soliciten por compromisos silvoambientales y climáticos y conservación de los bosques, es decir, se trata de compensar la adopción de compromisos silvoambientales y climáticos más estrictos que los establecidos por la normativa vigente y que sean realizados de forma voluntaria. Hace falta recordar que en la actualidad están permitidas las plantaciones de eucaliptos ya existentes; por lo que con esta medida pretendiera compensar a aquellos propietarios que asuman el compromiso de retirar sus plantaciones con el objetivo de mejorar estos espacios protegidos.

De este modo, los propietarios podrán sustituir plantación de eucaliptos por frondosas, con la finalidad de aumentar la superficie de los bosques autóctonos. Esta medida está dirigida a todas las zonas I (territorios con un nivel de conservación muy alto) y II (territorios con un nivel de conservación alto y medio) de la Red Natura 2000 de las áreas de montaña. Otra opción es que los particulares opten por la eliminación de repoblación de eucalipto sobre hábitats turbófilos y brezales húmedos, por lo que esta medida beneficiaría a todas las zonas de la Red Natura 2000 donde se localicen este tipo de hábitats. La superficie mínima objeto de ayuda será de 1.000 m2.

Los compromisos se contraerán por un período máximo de 5 años, pudiendo prorrogarse por un año más. La ayuda consiste en una prima por hectárea de superficie en la que se realiza un cambio de especie o se elimina el eucalipto, según el caso. El importe anual consiste en una prima de 500 €/ha durante los 5 primeros años y de 200 €/ha durante el sexto año.

Los interesados en presentar solicitudes a esta línea de incentivos tendrán de plazo hasta el próximo 30 de abril

Para acogerse a estas ayudas las personas o entidades deberán presentar, tanto para la solicitud de la ayuda como para su pago, una solicitud única de acuerdo con lo establecido en la Orden de 6 de febrero de 2018 por la que se regula la aplicación de los pagos directos a la agricultura y a la ganadería y de las ayudas al desarrollo rural sujetas al sistema integrado de gestión y control (DOG núm. 30 de 12 de febrero de 2018). La presentación de la solicitud única se realizará únicamente por medios electrónicos, no obstante aquellos que lo deseen podrán realizar sus solicitudes a través de las entidades colaboradoras con el FOGGA. El plazo para la presentación de solicitudes comienza a contar desde el día siguiente de la publicación de la orden de ayudas y finalizará el 30 de abril de 2018, ambos inclusive.

Gracias a la modificación del PDR -que la Comisión Europea consideró oportuna- se aprobó esta nueva medida de medio ambiente y cambio climático dentro de este programa que cuenta con fondos europeos Feader (Fondo Europeo de Desarrollo Rural). Hace falta destacar que los complejos de turberas y brezales húmedos presentan una gran importancia ecológica y juegan un papel fundamental en la mitigación del cambio climático, al ser considerados como una de las mayores reservas de carbono, por absorber y almacenar dióxido de carbono de la atmósfera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *