EL DISEÑO DEL ESPACIO PÚBLICO EN LAS CIUDADES DEL FUTURO

EL DISEÑO DEL ESPACIO PÚBLICO EN LAS CIUDADES DEL FUTURO

EL espacio público es un tipo de dotación urbanística y forma parte de la trama urbana, de acceso libre y diferenciado del espacio privado o acotado, si bien este puede ser de acceso tolerado (Lorenzo López Trigal).

Los espacios públicos están estrechamente ligados al concepto de ciudad, integrándose físicamente, funcionalmente, socialmente y políticamente. Los espacios públicos generan nodos identitarios dentro de la trama urbana,  creando verdaderas representaciones de la ciudad y de encuentro colectivo. Estos ámbitos tienen como objetivo ser elementos articuladores y cohesionadores del tejido urbano.

En los últimos años han proliferado mucho este tipo de espacios fruto del gran desarrollo urbanístico que ha tenido nuestro país. La generalización de estos espacios también ha conllevado una desnaturalización y simplificación de los mismos, entendiendo los espacios públicos como vacíos urbanos e incluso como espacios residuales.  Esta concepción nos ha llevado a un uso muy bajo, conformando más un lugar de segregación que de encuentro, a pesar de su gran número.

Por tanto, es necesario un replanteamiento de estos espacios públicos para crear una ciudad atractiva, diseñando lugares de calidad que permitirán mejorar las condiciones ambientales de la urbe incrementando, a su vez, la calidad de vida de sus ciudadanos.  Para lograr un diseño eficaz de estos espacios se debería prestar atención a los siguientes aspectos:

–          Tener en cuenta las necesidades y los deseos de la ciudadanía, que varían según  su cultura, edad media, nivel económico, social, etc.

–          Favorecer la accesibilidad a dicho espacio, suprimiendo cualquier barrera arquitectónica.

–          Dar sensación de seguridad,  mediante la visibilidad del espacio y su transparencia, por medio de iluminación, vallado o el mobiliario. Es muy importante no crear puntos ciegos.

–          Establecer un paisaje urbano de calidad. Crear un entorno atractivo teniendo en cuenta la trama urbana circundante (volúmenes, cromatismo, materiales, etc).

–          Desarrollar espacios que promuevan  la complejidad de usos.

–          Favorecer el sistema natural existente. Promover suelos permeables, preservar  y repoblar con especies autóctonas, etc.

–          Crear unas condiciones de confort  para los usuarios

  • Confort acústico. Creación de barreras acústicas o de zonas de amortiguamiento  entre ámbitos ruidosos y el espacio público
  • Calidad del aire. Naturalizando el ámbito, mediante la preservación de la vegetación existente o revegetación del sector.
  • Confort térmico. En zonas cálidas contemplar ámbitos con amplias sombras, fuentes o vegetación.
  • Ergonomía tanto del espacio público como del mobiliario urbano.

Si queremos habitar en un futuro próximo ciudades  atractivas, eficientes y sostenibles tenemos que concienciarnos de la importancia del diseño de los espacios públicos.

Autor: Jose M. Taboada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *