5 acciones para combatir el cambio climático

Algunas personas dicen que ver una buena película es una forma de encontrar un poco de tranquilidad en medio de nuestras ajetreadas vidas, pero a veces su contenido puede generarnos nuevas preocupaciones.

Esto puede sucederte al ver la cinta “Geotormenta”, en la cual se aborda una teoría conspirativa en que las naciones más poderosas del mundo son capaces de controlar el clima a través del uso de tecnología avanzada.

El argumento de la película puede considerarse ciencia ficción. Sin embargo, no dista demasiado de la situación que experimenta nuestro planeta con el cambio climático:

Escenario que refleja la película:

– La temperatura se incrementó

– Los patrones de circulación oceánica cambiaron

– Los casquetes polares se derritieron

– En el año 2019 huracanes, tornados, inundaciones y sequías originaron una ola de destrucción planetaria.

– El río este cubrió el sur de la isla de Manhattan.

– Una ola de calor mató a 2 millones de personas en Madrid en un solo día.

La crisis desatada por el cambio climático obligó a los gobiernos de la tierra a preguntarse ¿Por qué es tan importante tener un plan B? Y es que la historia narra una fantástica solución a estos problemas ocasionados por la madre naturaleza, mediante la puesta en órbita de una red de miles de satélites con los cuales lograron finalmente controlar todos los aspectos hostiles del clima. Sin embargo, el experimento se les salió de las manos y se convirtió en un arma de destrucción mucho mayor.

 

Nuestro medio ambiente hoy

Si bien la introducción a este tema proviene de la pura imaginación de Hollywood, en la vida real, el cambio climático es palpable. Los últimos años han marcado potentes terremotos que han afectado a países como Haití, Chile y México, así como tormentas y huracanes de intensidad sin precedente que han azotado a las islas del Caribe y el sur de los Estados Unidos, sin olvidar el deshielo de los polos.

Estos hechos se convierten en una cadena en la que se pierde el equilibrio natural, afectando el hábitat de muchas especies animales y hasta del propio ser humano. Es por ello que se hace necesario tomar conciencia y evaluar la seriedad del cambio climático, antes que sea demasiado tarde.

 

La mano del hombre

Si bien las acciones que los seres humanos realizan pueden considerarse inofensivas, éstas contribuyen a la alteración del comportamiento climático A continuación algunos ejemplos del uso indiscriminado de los recursos naturales:

– Tala y quema árboles para la producción de papel y otros derivados.

– Extracción irresponsable de material granular en ríos y arroyos.

– Arrojo de desechos sólidos vertidos en los ríos y mares que alteran el ecosistema.

– Emisión de CO2 desde vehículos hacia la atmósfera incrementando el efecto invernadero.

 

El acuerdo de París

Los países que integran la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alcanzaron un histórico acuerdo para tomar medidas a fin de evitar el aumento de las temperaturas en el planeta. Destacó el compromiso de los 195 gobiernos para limitar el aumento de la temperatura en al menos 2 grados.

En el 2017 el Gobierno de los Estados Unidos de América a través de su presidente Donald Trump, anunció su retiro del acuerdo, lo que resultó ser un duro golpe debido al alto impacto que genera esa nación en el fenómeno.

A continuación 5 recomendaciones concretas que cualquier persona debe tomar para reducir el cambio climático:

  1. Ahorro de energía: Desconectar los equipos eléctricos cuando no estén en uso.
  2. Reducción de la emisión de CO2: Éste es generado principalmente por los vehículos. Y una buena forma de disminuirlo es remplazar su uso por las bicicletas, dejando de emitir 2,5 litros de CO2 a la atmósfera por cada vehículo.
  3. Evitar la deforestación: Ésta puede combatirse con la siembra de árboles, que a su vez a mediano plazo tendrá un impacto en la absorción del CO2.
  4. Reutiliza, Recicla y Reduce (Las 3R): De esta forma es posible ahorrar 730 kg de CO2 anualmente con tan solo el 50% de la basura generada en casa.
  5. Exigir a los gobiernos la ejecución de medidas: Por ejemplo, promover ciudades sostenibles con el uso de energías renovables, educación para el manejo de los desechos sólidos y la masificación de los proyectos de reciclaje en todos los países.

 

Lo más importante es entender que el cambio climático no es un juego y que nuestro futuro está en riesgo, por lo que mientras más rápido nos involucremos, menos serán las posibilidades de que en nuestro planeta se replique el escenario apocalíptico descrito en el film.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *