12 vías para construir un futuro resiliente


El cielo raso de la vivienda de Rai Tausoro fue arrasado por vientos huracanados. El hombre, de 43 años de edad, logró salvar la vida de su madre, una mujer mayor, ubicándola en un baño de concreto, así como la de una embarazada a la que puso a resguardo.

En la misma aldea de Fiji, Asmita Kama, una maestra de 24 años, se refugió con su abuela debajo de una mesa y su familia se escondió bajo una cama mientras el ciclón Winston arrasaba el poblado. A pesar de que hicieron todo lo posible por proteger su casa, los fuertes vientos destruyeron casi todo.

A principios de 2016, la provincia fiyiana de Ra fue azotada por el ciclón Winston, la mayor tormenta registrada en el hemisferio sur, que afectó al 62 % de la población de Fiji y ocasionó daños por 2000 millones de dólares de Fiji (el 20 % del PIB). Provocó 44 víctimas fatales y cientos de heridos, y dejó a 131 000 personas sin hogar. La tormenta, de categoría 5, tocó tierra por primera vez en Ra, cuyas comunidades quedaron completamente devastadas.

El ciclón Winston fue un ejemplo de los nuevos enemigos a los que se enfrentan las comunidades, enemigos que están relacionados con el cambio climático.

Y 2017 no fue mejor. Ha sido un año de fenómenos climáticos catastróficos. Un número sin precedentes de huracanes se ha cobrado vidas y ha destruido obras de infraestructura en varios Estados insulares del Caribe y en pueblos y ciudades importantes del sur de Estados Unidos. Cada vez que se producen fenómenos meteorológicos extremos, como huracanes y ciclones, estos no solo dejan una estela de devastación, sino que también sumen aún más en la pobreza a las comunidades, dado que los pobres tienen más probabilidades de residir en viviendas frágiles, ubicadas en zonas propensas a desastres, y de trabajar en sectores altamente vulnerables a los fenómenos climáticos extremos, como la agricultura y la ganadería. En definitiva, el impacto de una lluvia, una inundación, una sequía o un terremoto es doblemente más grave para los pobres que para cualquier otra persona.

Actualmente resulta imprescindible para el desarrollo adoptar medidas orientadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono que contribuyen al cambio climático y generar, al mismo tiempo, resiliencia a los eventos climáticos más frecuentes y más extremos.

Acuerdo de París

Hace dos años, representantes de más de 180 países se reunieron para firmar el histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura mundial muy por debajo de 2 oC. Pero las temperaturas mundiales ya se han incrementado en más de 1oC desde la era preindustrial. Y hoy en día las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera son las más altas de los últimos 800 000 años. Recientemente, las emisiones mundiales, que desde hacía tres años se mantenían estables, volvieron a aumentar.

Lo que parece un pequeño cambio de temperatura ya está evitando que muchas personas escapen de la pobreza; por otra parte, sin un desarrollo rápido, inclusivo y climáticamente inteligente, (PDF, en inglés) para 2030 podría haber 100 millones más de pobres en el mundo. Por ejemplo, para entonces, las pérdidas del rendimiento de las cosechas podrían significar que los precios de los alimentos fueran, en promedio, un 12 % más altos en África al sur del Sahara. La presión sobre los hogares pobres, que gastan hasta el 60 % de sus ingresos en alimentos, será considerable. La resultante malnutrición podría incrementar en un 23 % los casos de retraso grave del crecimiento en África.

Image

Compromiso con las medidas para enfrentar el cambio climático

Para cumplir los compromisos relativos al clima asumidos en el marco del Acuerdo de París será necesario realizar inversiones con una celeridad y una escala sin precedentes. (i) En los próximos 15 años, el mundo requerirá alrededor de USD 90 billones en nueva infraestructura, mayormente en países en desarrollo y de ingreso mediano.

El Grupo Banco Mundial (GBM) está más comprometido que nunca a ayudar a los países a encarar los desafíos climáticos.

Durante los últimos dos años ha estado en la primera línea de acción, comprometiendo miles de millones de dólares para ayudar a los países a cumplir sus objetivos relacionados con el clima, brindando asistencia en los distintos sectores e impulsando el tratamiento de cuestiones mundiales para reflejar el creciente consenso internacional en torno a la idea de que el cambio climático debe abordarse con rapidez, sistemáticamente y a gran escala. Asimismo, se ha comprometido a elevar al 28 % para 2020 la proporción de su cartera relacionada con el clima, en respuesta a la demanda de los clientes. Teniendo en cuenta los niveles actuales de cofinanciamiento, esto significaría destinar USD29 000 millones por año a proyectos relacionados con el clima.

Para ayudar a acelerar el flujo de financiamiento destinado a las medidas climáticas, el Banco Mundial y las Naciones Unidas pusieron en marcha una nueva plataforma, Invest4Climate, (i) que reúne a Gobiernos nacionales, instituciones financieras, inversionistas, filántropos y bancos multilaterales para identificar oportunidades de inversión en el clima, respaldar reformas de políticas y atraer inversiones privadas. La plataforma apunta a atraer inversionistas privados y de otro tipo para aprovechar oportunidades de alto impacto en los países en desarrollo, como el desarrollo a gran escala de sistemas de almacenamiento de electricidad a través de baterías, automóviles eléctricos y sistemas de aire acondicionado eficientes desde el punto de vista energético.
Transformar las medidas climáticas, invertir en oportunidades

El 12 de diciembre de 2017, dos años después de la firma del histórico Acuerdo de París, el Gobierno de Francia será el anfitrión de la cumbre mundial “One Planet”, (i) que reunirá en París a cientos de jefes de Estado, altos directivos del sector privado, alcaldes, filántropos y dirigentes de la sociedad civil para reafirmar el compromiso del mundo con la lucha contra el cambio climático. La cumbre se centrará en cómo movilizar el financiamiento necesario para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y reunirá a actores clave que pueden ayudar a promover la innovación, crear empleo e invertir en los países que más lo necesitan.

Desde que se aprobó el Acuerdo de París en 2015, los países trabajan para hacer crecer sus economías reduciendo, al mismo tiempo, sus emisiones y para generar resiliencia a los posibles impactos del cambio climático.

En la cumbre, el GBM y sus asociados mostrarán algunos de los proyectos climáticamente inteligentes en una variedad de países. Esto incluye instaurar un sistema de tránsito ecológico y eficiente en Dakar (Senegal), superar las barreras a las inversiones en energía geotérmica en Indonesia, expandir el principal mercado de techos solares en India, fomentar la agricultura climáticamente inteligente en Ghana y Etiopía, y reestablecer la resiliencia en grandes zonas de la costa de África occidental.

Como anticipo de la cumbre programada para el 12 de diciembre, a continuación, se enumeran 12 vías a través de las cuales el Grupo Banco Mundial está ayudando a los países a contribuir a un mundo climáticamente inteligente:

1. Costas resilientes: Una plataforma de inversión a nivel regional tiene como objetivo movilizar financiamiento para controlar la erosión costera y las inundaciones en África occidental

2. Seguros climáticos: Un programa de seguro contra riesgos puede contribuir a reforzar los esfuerzos de socorro para países vulnerables y a acelerar la recuperación de Filipinas.

3. Agricultura climáticamente inteligente: La agricultura debe formar parte de la solución en Ghana y Côte d’Ivoire. Más información

4. Ciudades resilientes: El Programa de Ciudades Resilientes tiene como objetivo conectar 500 ciudades para financiar la necesidad de abordar los riesgos del cambio climático y prepararse para los desastres

5. Movilidad: En Senegal, un nuevo sistema de autobuses permitirá mejorar la movilidad urbana, reducir la contaminación y promover el crecimiento económico.

6. Bosques y paisajes: Una colaboración sin precedentes ayuda a la industria del café en Etiopía a aumentar su resiliencia frente al cambio climático.

7. Servicios hidrometeorológicos: Nuevos y modernos servicios hidrometeorológicos permitirán fortalecer los sistemas de alerta temprana y respuesta en toda África

8. Bonos verdes: El nuevo fondo de bonos verdes (el más grande hasta la fecha), destinado a los mercados emergentes, está expandiendo el financiamiento para inversiones climáticamente inteligentes.

9. Fijación del precio del carbono: Una coalición de líderes mundiales impulsa las medidas climáticas mediante la adopción de políticas eficaces en materia de carbono en todo el mundo

10. Energía solar: Una megaplanta de energía solar de 750 megavatios contribuirá a alimentar la red ferroviaria metropolitana de Delhi (India).

11. Energía geotérmica: En Indonesia, un nuevo mecanismo conducirá al desarrollo de energía geotérmica a gran escala.

12. Eficiencia energética: En India, una nueva alianza se centra en la transformación del mercado en el sector de la eficiencia energética residencial.

Fuente: Banco Mundial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *