El proyecto Yerka es una bicicleta que es un candado en sí misma.

Los emprendedores: Andrés Roi, Juan Monsalve, Cristóbal Cabello, todos estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez (y víctimas de robos de bicicletas), explican que todo candado convencional puede romperse, pero si alguien rompiera esta bicicleta no la podría utilizar, por lo tanto no tendría sentido tratar de llevársela.

Todo candado convencional puede romperse, dejando la bicicleta intacta.  Por lo que ideamos un nuevo concepto: la misma bicicleta es el candado.La única manera de robarla es romperla, dejándola inutilizable, desincentivando el robo de ésta.

A diferencia del resto de las soluciones contra el robo, como las bicicletas plegables o de alquiler, la tecnología YERKA® mantiene el diseño clásico y elegante de una bicicleta urbana.

 

 

Fuente: http://www.nadiemelaroba.cl/

tysgal