pesca

El primer sitio web dedicado a la transparencia en la pesca en toda la UE muestra que 15.264 buques de la UE fueron autorizados a pescar fuera de las aguas comunitarias entre 2010 y 2014

Las organizaciones Environmental Justice Foundation (EJF), Oceana y WWF han mostrado su apuesta por la transparencia en la pesca con el lanzamiento de una base de datos online en la que se detallan 15.264 buques de la UE autorizados a pescar fuera de aguas comunitarias entre 2010 y 2014. Es la primera vez que se hacen públicas estas cifras, conseguidas por las ONG tras una solicitud de acceso a la información enviada a la Comisión Europea.

María José Cornax, directora de campañas de pesca de Oceana, ha destacado la importancia de esta información: “La transparencia es un elemento clave para erradicar la pesca ilegal y garantizar la sostenibilidad de las pesquerías. Es especialmente relevante en el caso de los buques europeos que han sido autorizados a faenar en terceros países y en aguas lejanas. Para poder garantizar la sostenibilidad a escala mundial, los buques de la UE deberían adherirse a las mismas normas sociales y medioambientales independientemente del lugar y el modo en el que lleven a cabo su actividad”.

La información proporcionada por la Comisión Europea se encuentra accesible en un motor de búsqueda en Internet en el que los usuarios pueden buscar por buque, Estado de pabellón, año y tipo de acuerdo en virtud del Reglamento relativo a la Autorización de las actividades pesqueras de la UE (conocido por sus siglas en inglés, FAR). Es la primera vez que se hace pública esta información: hasta ahora se desconocía cuántos buques estaban autorizados a faenar fuera de la UE, sus nombres y dónde y cuándo estaban autorizados a pescar.

Eszter Hidas, policy officer del programa de pesca ilegal de WWF en la UE, afirma: “La base de datos es un importante paso adelante hacia la transparencia. Pero hace falta hacer más. En primer lugar, la Comisión Europea debería comprometerse claramente a difundir regularmente esta información. En segundo, esta información debería incluir un análisis de la actividad pesquera para identificar quién está pescando, qué, dónde y con qué capacidad. Y, en tercer lugar, debería incluir los acuerdos privados entre operadores de la UE y terceros países. Esto nos dará una panorámica completa del impacto global de la actividad pesquera de la UE”.

La base de datos incluye información sobre los buques autorizados a pescar en virtud de acuerdos de asociación en el sector pesquero, en terceros países, en alta mar y en zonas gestionadas por Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROP).

Sin embargo, no incluye los llamados ‘acuerdos privados’ entre armadores y Estados costeros, que permiten a los buques de dichos armadores faenar en las aguas del país en cuestión, puesto que los Estados miembros no notifican a la Comisión Europea este tipo de acuerdos. Las ONG hacen un llamamiento a los Estados miembros para que incrementen el grado de transparencia y la exigencia de responsabilidad de estos acuerdos privados cuando este otoño se actualice el FAR.

Fuente: WWF

tysgal