España es un país de gran atractivo turístico. Sus playas, su clima y su ambiente festivo junto con sus paisajes de montaña, sus parques naturales o sus ciudades monumentales constituyen un coctel al que millones de turistas de todas partes del mundo no pueden resistirse.

Sin duda, otro de sus atractivos es la gastronomía. Influenciado por las múltiples culturas que pasaron por su territorio y por los lugares que luego colonizó, España ha sabido quedarse con lo mejor de cada casa, dando lugar a los más ricos platos culinarios. Conocida internacionalmente, su cocina ostenta una gran reputación. No en vano, algunos de los mejores cocineros del mundo proceden de España.

Desde hace algunos años son muchos que acuden a nuestro País en busca de las delicatesen que promocionan a la gastronomía española en todas las guías del mundo. Por poner un ejemplo, el 90 por ciento de los clientes que llegan al mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca, son extranjeros, principalmente alemanes y británicos. La verdad es que en turismo gastronómico España funciona bien. La gastronomía nacional atrajo en 2013 a 7,4 millones de turistas internacionales, lo que supuso un incremento del 32,14 por ciento respecto al año anterior, cuando 5,6 millones de visitantes extranjeros eligieron España para disfrutar de sus sueños gastronómicos. Cada uno de ellos se dejó, de media, 1170 € según los datos que ha facilitado Turespaña.

Nuestros grandes restaurantes están entre los mejores del mundo y la variedad y calidad de nuestros productos hacen que, cada día, estos turistas que buscan nuevas experiencias para sus paladares confíen plenamente en nuestras propuestas. España cuenta con un total de cinco restaurantes en la lista de’ Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo’ y es el quinto país del mundo en número de estrellas Michelin, por detrás de Francia, Japón, Alemania e Italia.

Gracias a la labor de marketing que se está desarrollando en los últimos años la cocina española es actualmente la segunda comida preferida de los europeos, situándose sólo por detrás de la italiana, según la encuesta anual sobre Viajes y Gastronomía realizada por la web de viajes TripAdvisor entre usuarios del continente. Ejemplo de este tipo de iniciativas es Saborea España, plataforma que realiza una intensa labor de promoción de la imagen de España a través de la gastronomía y de la alta calidad de los productos, convirtiéndolos en experiencias gastronómicas.

Atrás están quedando los tópicos de aquellos cocineros rancios de antaño que acuñaban frases como “al guiri le vale todo”. En la actualidad hay nueva forma de entender a la cocina que ve en la gastronomía una nueva modalidad turísticas de interés creciente y que, bien gestionada, puede actuar como un importante motor económico.

Autor: Víctor Bouzas