Según la Real Academia Española, la resiliencia es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. Si aplicamos este concepto a las ciudades  podemos intuir los beneficios que puede representar para las mismas y sus habitantes.

En el siglo XXI, la capacidad de una ciudad para seguir siendo competitiva  económicamente al mismo tiempo que favorece el bienestar de sus ciudadanos puede verse comprometida por la crisis y otras tensiones, que van desde el cambio climático al envejecimiento de las infraestructuras, y el crecimiento no planificado de los brotes de enfermedades. Se requieren enfoques integrados y soluciones innovadoras para asegurar que las ciudades entienda su entorno y las dinámicas existentes y planificar su capacidad de adaptción.

La estrategia 100 Ciudades Resilientes , apoyada  por la Fundación Rockefeller (100RC), tiene como objetivo mejorar la capacidad de recuperación de la ciudad a través de un programa de actividades, que incluye el nombramiento de Ciudad Ofical Resilente (CRO, siglas en inglés), la creación de una estrategia de resiliencia para cada ciudad participante, y el intercambio de conocimiento y las mejores prácticas a través de una red global de ciudades y proveedores de servicios. El  desarrollo de un enfoque holístico, contemplando una estrategia con los distintos grupos de interés o stakeholders que permita ayudar a las ciudades  mejorar su robustez, flexibilidad y la integración de sus sistemas, además de favorecer la recuperación de todos los grupos de interés.

La empresa Arup ya ha ayudado a dos ciudades – Byblos y Vejle – para desarrollar y poner en marcha sus estrategias de resiliencia.  Además las ciudades de Bristol, Glasgow, Roma, Milán, Santa Fe, Santiago, Toyama, Londres y Barcelona  están progresando a través del proceso 100RC

Arup y la Fundación Rockefeller ha desarrollado recientemente el índice de resiliencia de las ciudades (CRI), que ayuda a las ciudades para comprender y medir su capacidad de absorción, adaptación y transformación. El CRI permitirá a las ciudades  medir su capacidad de resiliencia utilizando 156 ivariables y será utilizado como una herramienta para apoyar el programa 100RC.

 

Ir al enlace de descarga del índice de Resiliencia de las ciudades

Fuente y fotos: http://www.arup.com/