La compra de muebles es una de las decisiones más reflexionadas que tomamos porque todos queremos crear un hogar acogedor y agradable. Pues bien, ahora también tenemos la oportunidad de que el mobiliario, además de funcional, sea ético y sostenible.

Nos pasamos casi la mitad de nuestras vidas dentro de nuestro hogar y por esa razón es muy importante crear un entorno saludable y sostenible.

Como ya hemos dicho en otros artículos, nuestras decisiones como consumidores tienen un  gran efecto en el medio ambiente y en nuestra sociedad. Por tanto si queremos reducir nuestra huella ambiental debemos exigir criterios ambientales en todos los productos que compramos.

 


Muebles ecológicos o sostenibles

Hay que tener en cuenta que no existe un mueble 100% sostenible, es más la mayoría de los productos elaborados generan un impacto ambiental. Cuando hablamos de muebles ecológicos o sostenibles nos referimos al mobiliario que genera el menor impacto en su elaboración, reduciéndolo al imprescindible.

La elaboración de muebles conlleva una serie de impactos, siendo el más evidente la deforestación. La tala incontrolada de árboles conlleva un aumento de nuestra huella de carbono y una gran pérdida de la biodiversidad. Por tanto cuando consumimos productos de madera debemos tener en cuenta su trazabilidad. Existen certificaciones que garantizan que las maderas y sus derivados están elaborados con materiales procedentes de bosques o plantaciones forestales que se gestionan de forma sostenible, como puede ser PEFC o FSC.

Aunque la deforestación es el impacto más visible, la fase más crítica en un mueble sostenible es su diseño. La concepción del producto va determinar en gran medida sus sostenibilidad. Ya que en el diseño se determina los materiales empleados, su uso y su vida útil. El diseño debe promover una economía circular, para que el residuo sea cero o lo más reducido posible.

Materiales

La elección de materiales es fundamental en la sostenibilidad del producto. La mayor parte de estos productos son realizados en madera y es muy importante como vimos que su gestión sea sostenible. Pero además de madera se utilizan otros productos como plásticos, metales o telas.

Los plásticos preferiblemente deben de ser reciclados y no contener materiales nocivos para nuestra salud. En relación a los materiales textiles es preferible emplear materiales naturales (algodón, lino, lana, etc) y de origen ecológico, con ecotiquetas que lo certifiquen.

Las pinturas y barnices deben ser libres de tóxicos (sin plomo, sin fungicidas, etc.).

Producción

La producción preferiblemente debe ser próxima al lugar del consumo. Lo que popularmente se llama producción local, porque reduce considerablemente los efectos derivados del transporte y además favorece la economía local.

Uno de los factores clave en la producción es conocer en qué condiciones fabrican el mobiliario. A nivel social es imprescindible que cumpla la legislación y se realice en unas condiciones dignas.  

Vida útil

Los productos deben ser duraderos, con una larga vida útil. Además, deben ser fácilmente reparables. Los muebles no son productos de consumo diario por tanto deben realizarse con materiales de calidad para que duren muchos años en nuestro hogar.

Reducir, reutilizar y reciclar

Para reducir los residuos, lo primero es comprar sólo lo que nos hace falta, nos lo agradecerá el bolsillo y el medio ambiente.

La reutilización de muebles viejos por suerte es muy común en la decoración. Incluso existen tendencias en el interiorismo que favorecen el empleo de muebles antiguos. En relación a la re-compra existen un gran mercado de segunda mano y anticuarios, aunque las principales marcas de muebles no presentan este servicio como otras industrias.

En relación al reciclaje, en España pasa por el depósito en los puntos limpios. Por desgracia en otros países no existe la posibilidad de su reciclaje, con el consecuente impacto en el medio. Aun así, las piezas deben desmontarse fácilmente para fomentar su reciclaje y reparación.

Beneficios de muebles ecológicos

Los principales beneficios de los muebles ecológicos o sotenibles son los siguientes:

1.Crean un hogar saludable

Estos muebles no presentan elementos tóxicos, creando un ambiente más seguro para ti y tu familia. La ausencia de ciertos productos químicos nocivos evitarán posibles riesgos a vuestra salud y mejorarán vuestro bienestar.

2.Reducen la deforestación

La madera de estos muebles se gestiona de manera responsable, teniendo la seguridad de donde vienen esas maderas. Por tanto se reduce la tala ilegal. Además este tipo de productos hace un mejor aprovechamiento de las materias primas y su gran durabilidad hace que se reduzca el consumo de las mismas (madera).

3. Existe una gran diversidad

Actualmente existen muchas marcas de muebles sostenibles y con una gran diversidad de precios. Por tanto tenemos a nuestra disposición un montón de estilos para todo tipo de viviendas. Aquí algunos ejemplos de marcas de mobiliario sostenible o ecologico: ecomueble, moblebo, Lufe, Xo-inmyroom, …

4. Crean un mundo mejor

La elección de este tipo de productos repercute en un menor impacto ambiental y promueve una mejor calidad de vida.