Esta guía ha sido redactada en el año 2016 por el Observatorio de Salud, Medio Ambiente de Andalucía (OSMAN)

El objetivo de este informe es recoger los impactos que el medio construido y el proceso urbanístico tienen sobre el medio ambiente y, a través de éste, sobre la salud de las personas.

 


La importancia del texto viene dada porque a día de hoy aproximadamente la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas y cerca de dos tercios lo harán en los próximos treinta años. En la actualidad ya una gran mayoría de la población reside en ciudades y ambientes urbanos y esta tendencia no hace más que incrementarse.

Europa es uno de los continentes más urbanizados del planeta, con aproximadamente el 75% de su población viviendo en áreas urbanas. Más de un cuarto del territorio de la Unión ha sido afectado por el uso urbano del suelo. En 2020 aproximadamente el 80% de los europeos vivirán en áreas urbanas. En 7 países la proporción será del 90% o mayor. Como resultado la demanda de suelo en las ciudades y su alrededores es creciente.

Debemos tener en cuenta que los sistemas urbanos concentran grandes disfunciones ambientales debido a su dependencia de los recursos externos y a los residuos que generan y la planificación urbana debe orientarse a reducir los niveles de contaminación y de residuos y a mejorar la eficiencia en el consumo de recursos.

La información utilizada para la redacción de este informe procede de la base de datos de Pubmed y de organismos internacionales y nacionales existentes en el momento de la redacción del texto (Organización Mundial de la Salud, Agencia Europea de Medio Ambiente, Agencia de Protección ambiental de EE.UU, Comisión Europea), nacionales (Ministerio de Fomento, Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y marino) y autonómicos andaluces (Consejería de Salud, Consejería de Medio Ambiente).

Descargarguía gratuitamente