El Ayuntamiento de Madrid restringirá el tráfico en la ciudad a la mitad de los vehículos en función de la matrícula e impedirá aparcar en la zona regulada con parquímetros en caso de que se produzca una alerta prolongada por altos niveles de contaminación atmosférica, no dada nunca hasta ahora en la ciudad.

Estas medidas están incluidas en el nuevo protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) que ha aprobado hoy el Gobierno municipal de Ana Botella y que entrará en vigor el 1 de marzo, según ha anunciado la alcaldesa en rueda de prensa.

Leer noticia completa

Fuente: www.lavanguardia.com

tysgal_v