Los alimentos ecológicos han mejorado tanto su calidad que se han enfocado al mercado gourmet. El concepto Gourmet es un término francés vinculado a la alta cocina y la gastronomía de calidad. La Real Academia Española lo define como: “Persona de gustos exquisitos en lo relativo a la comida y a la bebida”.

 


La sociedad actual es cada vez más exigente y demanda productos de mayor calidad. En la cúspide de estos productos se encuentran los alimentos gourmet que debido a su selección y elaboración presentan un sabor exquisito. Estos productos no precisamente son los más costosos o exclusivos del mercado, sino aquellos alimentos que derivan de una esmerada recolección o preparación, independientemente de su coste.

La elaboración de los alimentos gourmet normalmente procede de pequeñas empresas que cuidan hasta el mínimo detalle.  Su producción tiene muchos puntos en común con la producción ecológica, dado que la mayor parte procede de pequeños productores que cuidan con mimo su elaboración. Muestra de ello, es que los alimentos ecológicos han entrado con fuerza en el mercado gourmet, ya que sus clientes saben valorar la calidad de los productos.

Los alimentos ecológicos además de cumplir los requisitos sanitarios de cualquier producto alimenticio, tienen que pasar a mayores otros controles donde se verifica que cumplen los criterios para llevar la ecoetiqueta o la etiqueta “bio”. Por tanto, estos productos presentan un mayor control de calidad, garantizando su trazabilidad (el recorrido que ha hecho el producto desde su elaboración hasta el consumidor final). Además, los productos ecológicos son más naturales y presentan un número limitado de aditivos, que los hace muy aconsejables para personas con alergias alimentarias.

El éxito de los alimentos ecológicos en el mercado gourmet

El verdadero éxito de los productos ecológicos en el mercado gourmet es su excelente sabor. Estos alimentos ecológicos destacan fundamentalmente por sus condiciones organolépticas frente a los productos convencionales. Los productores de alimentos ecológicos además de estar concienciados por la protección del medio ambiente, saben que su producto no puede competir en cantidad ni en precio, pero sí que puede competir en calidad y singularidad. Por esta razón estos productos son tan valorados en las tiendas gourmet porque son una garantía de calidad y en muchos casos de autenticidad del producto.  La gran expansión en estas tiendas se debe a la combinación de una alta calidad, una gran exquisitez y un sabor extraordinario.

Hace décadas la diversidad de alimentos ecológicos era muy reducida, pero hoy en día los productos ecológicos además de ser sabrosos cubren una gama amplísima, desde alimentos poco elaborados como frutas o verduras, hasta productos más sofisticados como dulces, zumos, mermeladas, vinos o aceites.

Si eres un apasionado de la gastronomía no dudes en consumir productos ecológicos. Además de cuidar el medio ambiente, tu paladar te lo agradecerá.