Limpiar el océano. Puede parecer una idea utópica y disparatada, pero desde hace tres años, Boyan Slat, un holandés de tan solo 19 años, propone aprovechar las corrientes y los vientos que desplazan la basura de forma pasiva para conducirla directamente a una plataforma que recoja la basura, colocando para ello barreras flotantes sólidas que podrían captar y concentrar la basura del océano, sin afectar a la fauna.

Leer noticia completa

Fuente: www.lavanguardia.com