Últimamente cuando leemos o escuchamos en cualquier medio de comunicación, que se hable de economía siempre sale la palabra crecimiento, donde se asocia crecer como algo positivo y el estancamiento o decrecimiento como algo negativo. Pero ¿podemos crecer para siempre? ¿Es viable el actual crecimiento de nuestra sociedad? Estas preguntas son sencillas pero rara vez se formulan y se reflexiona sobre ello, dando por hecho que el crecimiento siempre es positivo.
Reflexionar sobre el crecimiento actual de nuestra sociedad, no es una mera cuestión de sostenibilidad sino de viabilidad de la misma. Al actual ritmo de consumo llegaremos en un corto plazo de tiempo a la predicción de colapso que argumentó Thomas Malthus en el siglo XVIII donde vinculaba el “crecimiento exponencial de la población estaría limitado por el crecimiento lineal de la producción de alimentos”. Muchos autores ya hablan que nuestra sociedad ha llegado al “cenit” o “pico” de sus recursos, gracias a una demanda de recursos que no cesa de aumentar frente a los limitados recursos de nuestro planeta. Estos vaticinios pueden ser un poco catastrofistas como el pronóstico de Malthus en el siglo XVIII. Las mejoras científicas y técnicas han minimizado estas visiones tan apocalípticas, siendo el mejor ejemplo la proliferación de las energías fósiles (petróleo) en la producción agroalimentaria. A pesar de ello, estas mejoras tecnológicas y científicas no están enfocadas en la creación de un crecimiento sostenible sino en un crecimiento económico y de mercado. Donde se desprecian o infravaloran los descubrimientos que no aporten un valor económico a pesar de su importancia social y ambiental. El modelo de crecimiento sigue siendo similar al del pasado siglo a pesar de los cambios tecnológicos, donde se piensa que el mercado debe ser el factor que marque las decisiones de la evolución de nuestra sociedad.

cantera_limites_crecimiento
En últimos años se han introducido en nuestra sociedad profundos debates sobre el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, pero de manera muy secundaria se discute sobre la existencia de recursos básicos. Normalmente estos debates sólo se enfocan en recursos puntuales, como el petróleo o el agua, aunque la problemática es más integral y global. Últimamente algún libro o documental como el TWO RAGING GRANNIES pone en relevancia la problemática del crecimiento económico permanente. Aunque ya en 1972 el informe de Límites del Crecimiento encargado al MIT por el Club Roma ponía en relevancia que si continuaba este crecimiento se alcanzarán los límites absolutos de crecimiento en la Tierra durante los próximos cien años. Es por eso que los autores exponen como una posible solución a este colapso el «crecimiento cero» o «estado estacionario», deteniendo el crecimiento exponencial de la economía y la población, de modo que los recursos naturales que quedan no sean mermados por el crecimiento económico para que de esa forma puedan perdurar más en el tiempo.
Lo que está claro es que no se puede promover un crecimiento económico y demográfico ilimitado en un planeta con recursos ilimitados. Por ello Tysmagazine, cree que la única vía es un desarrollo sostenible con un consumo responsable de nuestros recursos.

 

 

Autor: Jose M. Taboada

tysgal