El premio Capital Verde Europea celebrará su décimo aniversario en 2020. En la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP 24) celebrada en Katowice (Polonia) en diciembre de 2018, las once Capitales Verdes, tanto antiguas como futuras, se encontraban entre las veintidós ciudades que presentaron propuestas de actuación pioneras para destacar el poder de las ciudades en la lucha contra el cambio climático y otros desafíos medioambientales, y estimular un movimiento verde urbano.​

Desde 2010, jueces expertos han seleccionado una ciudad cada año para otorgarle el premio Capital Verde Europea. Los ganadores deben demostrar que tienen rigurosas normas medioambientales y que se comprometen a alcanzar objetivos más ambiciosos en pro de un desarrollo sostenible. El lema del premio es «Ciudades verdes: abiertas a la vida». Los entornos urbanos sostenibles ofrecen a sus habitantes vidas más felices y saludables. Sin embargo, para que esto suceda, los ciudadanos deben participar activamente. 

La Comisión Europea asume el compromiso de apoyar unas ciudades más verdes a través de los premios Capital Verde Europea y Hoja Verde, para las ciudades más pequeñas y las ciudades con menos de 100 000 habitantes. Para celebrar un decenio de progreso sostenible y ayudar a las ciudades ganadoras a iniciar su año galardonado, la Comisión concedió un incentivo financiero especial de 350 000 euros a Lisboa, ciudad ganadora del título Ciudad Verde Europea de 2020, y 75 000 euros a los ganadores conjuntos del premio Hoja Verde de 2019, Cornellà de Llobregat (España) y Horst aan de Maas (Países Bajos).

Todas las ciudades que participan en el concurso disfrutan de una evaluación medioambiental gratuita de expertos, así como de la promoción por parte de la Comisión. Los ganadores y las ciudades seleccionadas también forman parte de la red de Capitales Verdes Europeas, creada en 2014. Sus veintiséis miembros comparten y promocionan sus conocimientos y mejores prácticas, y sirven de inspiración para que otras ciudades del planeta impulsen la transición hacia la sostenibilidad urbana.

A fin de abordar los desafíos medioambientales mundiales actuales, se requiere una acción combinada. Las ciudades pueden ayudarse mutuamente a ser lugares más verdes, sostenibles y agradables para trabajar, vivir y envejecer gracias al liderazgo y la colaboración. 

Una población urbana en aumento

Los entornos urbanos están ganando importancia. Más de dos tercios de los europeos viven en ciudades pequeñas y grandes ciudades, y estas últimas tienen un papel fundamental para hacer frente a los desafíos medioambientales mundiales, como el cambio climático, la eficiencia de recursos, la contaminación atmosférica, la movilidad urbana, el consumo de agua y la gestión de residuos. 

«Necesitamos garantizar que las ciudades europeas sean buenos sitios para vivir y trabajar, que su planificación sea sostenible y que sean resilientes a los desafíos mundiales que depara el futuro», comenta Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente. «Las ciudades verdes funcionan mejor: ofrecen una mayor calidad de vida a sus ciudadanos y nuevas oportunidades a los negocios».

Ganar el título de Capital Verde es un gran estímulo para las ciudades, que actúan como embajadoras europeas de gran repercusión mediática a lo largo del año. También se benefician los habitantes locales, gracias a cientos de proyectos ciudadanos: desde actividades para niños y escuelas, hasta programas de jardinería y planes de parcelas para toda la comunidad. Estas iniciativas ayudan a unir a las comunidades y a mejorar la calidad de vida, especialmente en zonas desfavorecidas. 

Para construir ciudades verdes se requiere una buena gobernanza y la participación activa de residentes y negocios. Este enfoque ascendente crea nuevas soluciones y fomenta la comprensión de las decisiones políticas. 

El 4 de enero de 2019, Nimega, Capital Europea de 2018, pasó el testigo del premio Capital Verde Europea a Oslo (Noruega). Veintiuna ciudades de catorce países europeos ya compiten para ganar el premio Capital Verde Europea de 2021 y el premio Hoja Verde de 2020.Casi dos terceras partes de estas ciudades participan por primera vez. La familia de Capitales Verdes está creciendo.

Fuente: Unión Europea

Para más información