El modelo de mascarilla de la empresa canaria Rewinder (formerly Quiquere) ha permitido ahorrar en un mes casi 2.500.000 de mascarillas de un solo uso, reduciendo considerablemente la generación de residuos asociados a este tipo de producto.

Rewinder es una empresa que tiene muy en cuenta su responsabilidad social, especialmente en lo tocante al cuidado del medio ambiente y la mejora del entorno social. Muestra de este compromiso es la incorporación a su catálogo de la mascarilla reutilizable Rewinder40 (40 usos) y que está teniendo un gran éxito en el mercado con más 65.000 unidades vendidas.

Desde el inicio de la pandemia de la Covid-19, Rewinder ha trabajado para ayudar en la lucha contra la propagación del virus de una manera sostenible. La combinación de seguridad personal con el cuidado medioambiental; la apuesta por la reactivación de la economía local y la calidad del sello hecho en España se ha traducido en la creación de este nuevo artículo (Rewinder40).

Esta mascarilla que se suma a la línea de productos de Rewinder continúa con la labor iniciada por la marca hace ahora tres años convencida de los preceptos de la economía circular y de su capacidad de generación de economía sostenible. El compromiso social de la empresa se muestra en que el 5% de los beneficios generados se destinará a Cruz Roja y Aldeas Infantiles, con quien ya han firmado un acuerdo estable de colaboración para la puesta en marcha de programas sociales. Además, se están alcanzado acuerdos con asociaciones como Envera para apoyarles en su objetivo de fomentar la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual.

Características de la mascarilla Rewinder40

Esta mascarilla reutilizable está realizada en un tejido de algodón orgánico hidrófugo y antibacteriano, lo que la dota de gran poder de filtración, ya que repele al 100% todo tipo de líquidos. Es un modelo homologado por ITEL y certificada de Conformidad Europea (CE) para familias, empresas e industria. El desarrollo de Rewinder es el resultado de un intenso proceso de I+D. Este producto se ha diseñado y fabricado en España desde la hilatura, ofreciendo una mayor seguridad que las mascarillas de un solo uso.

Rewinder40 está confeccionada con dos capas de tejido de algodón ecológico certificado Oeko-Tex con acabado hidrófugo y antibacteriano. La capa externa protege de la inhalación y la capa interna de la exhalación. El resultado es un producto que repele al cien por cien todo tipo de líquidos, desde agua hasta aceite, y tiene un poder de filtración antibacteriana de BFE+95. Además, esta mascarilla se ajusta fácilmente a la cara garantizando la hermeticidad adecuada a la fisionomía del usuario frente a la atmósfera ambiental.

Como ya hemos dicho esta mascarilla se puede reutilizar hasta 40 lavados. El lavado del producto debe ser a 60 grados, tanto a mano como a máquina, y una vez seca se debe planchar para reactivar el tratamiento hidrófugo, también deben plancharse antes del primer uso.

Estas mascarillas reutilizables pueden adquirirse a través de la tienda online rewinder.eco, en farmacias y otros establecimientos recogidos en la plataforma digital.

Rewinder y su filosofía

Rewinder (formely Quiquere) no es una empresa convencional, sino que tiene una clara estrategia de responsabilidad social. Muestra de ello es que esta empresa canaria ofrece una alternativa al empleo de materiales de un solo uso. Ello la convierte en un referente en la confección y diseño de ecobolsas y de complementos para el hogar, la industria y el comercio que sustituyan el plástico en nuestras vidas.

La llegada de la pandemia del coronavirus ha favorecido el uso de mascarillas de un solo uso, que en muchos de los casos se tiran de manera irresponsable. Por esta razón, uno de sus objetivos de la empresa a corto plazo es evitar que la crisis sanitaria acarree una crisis medioambiental ocasionada por las toneladas de residuos, producidos por las mascarillas desechables.

La filosofía de Rewinder es priorizar la protección del planeta y mejorar la calidad de vida de su entorno desde la innovación.