ISO ha publicado una nueva norma internacional, ISO 37101 para el desarrollo sostenible en las comunidades, siguiendo la metodología PDCA (Planificar – Hacer – Verificar – Actuar).  

La ISO 37101 establece un sistema de gestión para el desarrollo sostenible, apoyando a las comunidades a poner en marcha una estrategia de desarrollo sostenible que tenga en cuenta su contexto económico, social y ambiental. Esta norma está diseñada para ayudar a todo tipo de comunidades a gestionar su sostenibilidad, la elegancia y la resistencia, mejorar la contribución de las comunidades para el desarrollo sostenible y evaluar su desempeño en esta área.

Esta norma acota el análisis al territorio, fomentando el  desarrollo de un proceso multiactor. La ISO 37101 está diseñada para que una organización designada por la propia comunidad la implemente. Si la comunidad opta por implementarla por sí misma, la norma la considera su constitución como organización como tal.

Los objetivos declarados de la norma son:

  • Generar y construir un consenso sobre el desarrollo sostenible dentro de las comunidades
  • Mejorar la sostenibilidad, y la resistencia de las estrategias, programas o planes en el territorio
  • Mejorar el medio ambiente local, crear un lugar más feliz y más saludable para los ciudadanos, y construir comunidades que puedan anticiparse y adaptarse a los desastres naturales, crisis económicas y el cambio climático

La ISO 37101: 2016, ha sido desarrollada por el Comité Técnico ISO / TC 268, ciudades y comunidades sostenibles, cuya Secretaría desempeña AENOR, y al igual que otras normas de sistemas de gestión, se basa en el ciclo de mejora continua. Esto significa que los usuarios están obligados a ajustar periódicamente sus objetivos y la estrategia para asegurarse de que están realizando progresos.

ISO 37101: 2016 es aplicable a las comunidades de todos los tamaños, estructuras y tipos, en los países desarrollados como en desarrollo, a nivel local, regional o nacional, y en las zonas urbanas o rurales y en sus respectivos niveles de responsabilidad, y puede ser utilizada en su totalidad o en parte para mejorar la gestión del desarrollo sostenible en las comunidades.

 

Para más información