La Asociación Nacional de Avisadores, ANDA, presentó en el 2012 “Publicidad en Vía Pública: Guía de Buenas Prácticas”, una iniciativa que se funda en su compromiso con el desarrollo, la ética y la sustentabilidad de la industria del marketing y las comunicaciones comerciales y que contiene orientaciones y recomendaciones relacionadas con los soportes o artefactos destinados a publicidad exterior.

El objetivo es cuidar el impacto de este tipo de publicidad en las personas, el entorno y medio ambiente, así como su consonancia con los reglamentos y leyes del país. “Esta guía recoge una inquietud y se hace cargo de una responsabilidad. Por un buen manejo, que no sea desordenado o peligroso, y para que los artefactos no sean peligrosos, no encandilen ni obstruyan la vista, nos hicimos cargo por la responsabilidad que nos compete, pero también porque quienes manejan estos espacios y los alquilan son empresas especialistas, y los que dan las autorizaciones son las municipalidades. Por lo tanto hay tres actores y por medio de este instrumento cada uno sabe lo que tiene que hacer y mejorar”, explicó Mario Davis, presidente de ANDA.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de Conaset (Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito), valoró la iniciativa: “La publicidad en vía pública puede tener efectos muy positivos pero también representa algunos riesgos. El 17% de los accidentes de tránsito se debe a distracción, entonces el llamado que hacíamos hoy es a incorporar también la cultura vial y la responsabilidad de cada uno de nosotros en nuestro trabajo”.

Criterios locales e internacionales

La guía, desarrollada por el Comité de Marketing Sustentable de ANDA, recoge criterios locales e internacionales sobre la materia, así como ordenanzas municipales chilenas y extranjeras. Sus contenidos se refieren a los soportes o artefactos publicitarios en vía pública, es decir, el objeto físico que contiene la publicidad, su tamaño, ubicación, cantidad, etc., y la conformidad que deben tener con las leyes, decretos y ordenanzas que regulan su uso, y con modelos estandarizados de gestión ambiental, como las normas ISO 14.000.

La idea es generar un ordenamiento que evite medidas drásticas como la prohibición casi absoluta impuesta en Sao Paulo sobre la publicidad en vía pública con la promulgación de una ley en 2006, lo que se considera una clara advertencia para que la industria observe la legislación y normas vigentes y la autoridad vigile su cumplimiento antes de adoptar medidas tan restrictivas y extremas frente a un canal de comunicación absolutamente válido y ancestral, como se definió en el evento.

Descargar guía

Fuente: http://www.elmercuriomediacenter.cl y http://www.catpaisatge.net

tysgal