Hace unas semanas Tysmagazine se acercó hasta A Cañiza para charlar con Bibiana Conde Álvarez, gerente del GDR Condado – Paradanta. Hablamos de diversas actuaciones impulsadas desde el organismo presidido por Salvador González Solla, pero nos llamó especialmente la atención una desarrollada en la parroquia de Deva (A Cañiza) y que pretende la puesta en valor de la raza porcina propia de Galicia, el porco celta.

Con este proyecto se trató de conseguir una gestión responsable y solidaria del medio. Se impulsaron valores como el respeto al estado natural, a su biodiversidad y la sostenibilidad. Para ello se buscó el consenso de los diferentes sectores que intervienen (sector forestal, ganadero, etc.) para conseguir el mejor aprovechamiento de los recursos que convergen en un territorio tan específico y conseguir, por tanto, la viabilidad del proyecto.

14_3

Las actuaciones realizadas permitieron aprovechar una superficie total de 90 hectáreas de monte poblado por diversas especies frondosas, para ubicar la explotación porcina dedicada a la cría de “porco celta”. De este modo se contribuyó a la recuperación de esta raza autóctona de Galicia, a la vez que se lleva a cabo el control de la biomasa vegetal.

La raza porcina celta se caracteriza por su gran rusticidad, perfectamente adaptada al medio en el que se desarrolla, pastoreando y alimentándose de recursos naturales estacionales. Por todo esto, en este proyecto se integraron los siguientes objetivos:

  • Poner en valor las propiedades privadas de la zona, que estaban abandonadas, en su mayoría, suponiendo un riesgo potencial para los incendios forestales
  • Agrupación de vecinos para formar un ente único que asegure la viabilidad futura de la iniciativa y que supone una lucha unida contra el fuego
  • Recuperación de una raza autóctona gallega conocida como “porco celta”
  • Crear en un espacio rural de montaña, una iniciativa de empresa rentable y sostenible

Los beneficiarios de esta iniciativa son: los propietarios de las diferentes parcelas que conforman la zona de ejecución del proyecto, la asociación de criadores de ganado porcino celta (ASOPROCEL), todos los sectores productores, transformadores, mataderos y distribuidores, así, como todos vecinos de la zona.

La explotación para la cría de porco celta consta de cinco fases distintas que requieren de diferentes elementos, según las necesidades de los animales en cada etapa. Fase de gestación, fase de nacimiento y cría, fase de engorde hasta 50-60 kg, fase de engorde hasta 150 kg. y fase de engorde final.

14_2

Se trata de un proyecto innovador, ya que no existe otra explotación con las mismas características en toda Galicia contando, además, con el aliciente de que sea una comunidad de montes la que lleva la gestión de este tipo de proyectos. A ello sumarle la creación de puestos de trabajo en la propia parroquia, la recuperación de la raza autóctona, la puesta en valor de zonas abandonadas minimizando, al tiempo, el riesgo de incendio.

Actualmente la explotación cuenta con 180 animales, en 2015 se pretende duplicar esta cantidad hasta llegar a los 360 y a así exponencialmente.

Desde Tysmagazine animamos a otros grupos y asociaciones a poner en marcha iniciativas similares. Sin duda hay que felicitar a los promotores de la iniciativa por el éxito de que están cosechando, y al presidente del GDR Condado-Paradanta Salvador González Solla y a su equipo técnico por saber ver el potencial del proyecto.

Autor: Víctor Bouzas