Las tripulaciones de los grandes barcos de pesca despliegan un impresionante arsenal de tecnología, desde avanzados sonares para la navegación GPS hasta modernos sistemas de cartografía, con el propósito de detectar y capturar a sus presas. Estas herramientas son tan eficaces que aproximadamente un tercio de las pesquerías del mundo están ahora sobreexplotadas, y más de las tres cuartas partes de las poblaciones que quedan han llegado a sus límites sostenibles, según la FAO.

Pero ahora los colectivos ambientales están utilizandouna tecnología sofisticada apoyada en los datos de satélite desde SpaceQuest junto con el apoyo financiero y de ingeniería de Google. Gracias a estos medio dos grupos de activistas ambientales han construido el primer sistema mundial de vigilancia que puede realizar un seguimiento de los grandes buques de pesca en cualquier parte del mundo.

Un prototipo del sistema, llamado Global Fishing Watch, se dio a conocer hace unos días en el IUCN World Parks Congress, celebrado en Sydney. La herramienta hace uso de software de mapas de Google y de sus servidores para mostrar las pistas seguidas en 2012 y 2013 por unos 25.000 barcos que fueron registradas como grandes pescadores comerciales o se movían de manera que sugieren fuertemente la actividad pesquera.

El proyecto fue dirigido por  Oceana, un grupo de defensa de la conservación marina, y el software fue desarrollado por SkyTruth, una pequeña organización sin fines de lucro que se especializa en el uso de tecnologías de teledetección para cartografiar las actividades ambientalmente sensibles, tales como fracturamiento hidráulico y la quema de los campos de petróleo y gas. A pesar de que el sistema muestra, en la actualidad, los viajes desde hace casi un año, “el plan es que vamos a construir una versión pública que tendrá los datos casi en tiempo real”, dijo Jackie Savitz, vicepresidente de Oceana para EE.UU. “Entonces seremos capecesde ver la actividad pesquera prácticamente a tiempo real” lo suficientemente rápido como para actuar sobre la información, si la pesca está sucediendo de manera ilegal, como por ejemplo en un área marina protegida.

Sin título

Fuente: www.wired.co.uk

tysgal_v