El espacio destinado al juego, 35.000 metros cuadrados, representan cuatro veces la superficie del casino de Barcelona.

El regulador bursátil de Hong Kong se ha enterado antes que el Parlament: el primero de los seis casinos previstos en BCN World está previsto que pueda tener hasta 35.000 metros cuadrados. Y en el complejo, además de hoteles, comercios y establecimientos dedicados al juego, como ya se había explicado, se levantarán viviendas, hasta un máximo de 5.000, una macrourbanización de residencias turísticas que supone mantener parte de los planes para los terrenos colindantes al parque temático de PortAventura, propiedad todavía de La Caixa. Esos planes los ha comunicado Melco, que ha firmado un documento con el impulsor del proyecto, Veremonte, para negociar su incorporación al proyecto.

Esos 35.000 metros cuadrados acercarían el primer casino de BCN World a las cifras que Melco maneja en sus centros asiáticos. Su buque insignia, la Ciudad de los Sueños de Macao, tiene 39.000 metros cuadrados, lo que le permite explotar hasta 1.500 máquinas tragaperras y 450 mesas de juego. Y esos virtuales 35.000 metros cuadrados representan cuatro veces la superficie del casino de Barcelona (unos 8.500 metros cuadrados) y mucho más que los alrededor de 23.500 metros cuadrados que suman los cuatro casinos existentes actualmente en Cataluña.

Leer noticia