Aunque parezca mentira o teorías de la nueva era, varios descubrimientos científicos han demostrado que las plantas se comunican entre si y se ayudan a protegerse.

 


En el 2012 científicos británicos, de la Universidad de Exeter descubrieron en un experimento en cultivos de laboratorio de Arabidopsis thaliana, que en el momento en el que el investigador cortaba una hoja de una planta cultivada en un bancal, el vegetal emitía un gas especial con el objetivo de advertir a sus vecinos sobre el peligro.

Este descubrimiento permitió demostrar la capacidad de comunicación entre las plantas.

De manera paralela, ecólogos de la Universidad de Columbia Británica, Canadá,  también han encontrado evidencias en los bosques de la comunicación de los árboles. Una de las investigadoras, Suzane Simard, descubrió que todos los árboles de un bosque están conectados entre sí formando un sistema en el que comparten información, se ayudan y se protegen ante posibles peligros.

Según esta ecologa las plantas interactúan y se comunican a través de una red subterránea de hongos que une a las plantas con el ecosistema circundante. La conexión existente entre las plantas es comparable con la sinapsis de las neuronas humanas.

A continuación les dejamos un vídeo de las charlas TED de Suzanne Simard, donde explica los detalles de este descubrimiento:

Este descubrimiento abre un mundo de posibilidades, tanto científicas como filosóficas, y nos muestra lo mucho que tenemos que aprender de nuestro propio entorno, por tanto conservémoslo.