Cada vez son más frecuentes los programas y campañas que están a favor de la protección del medio ambiente. Y cabe destacar, que una de las soluciones más frecuentes y eficaces para promover la conservación del planeta es la instalación de placas solares para aprovechar la energía del sol y promover ciudades solares.

Esta no sólo es la fuente más importante de energía a nivel mundial, sino que su aplicación disminuye el impacto ambiental creado por otros tipos de generación de energía más agresiva y contaminante.

Esta tendencia se ha expandido a niveles tan grandes, que han surgido las hoy conocidas como “ciudades solares”, las cuales basan sus fuentes de energía en el sol, llevando a cabo un consumo eficiente e inofensivo.

¿Qué es una Ciudad Solar?

Entre algunas de estas ciudades, destacan Friburgo, Nueva York o Dublín, que han implementado una gran cantidad de placas solares, utilizando programas para generalizar el uso de esta energía tanto en casas como en empresas.

Todo esto se basa en función de la “economía verde”, que busca extender la idea de un consumo de energía ecológica que automáticamente genera puestos de trabajo creando un equilibrio significativo para la sociedad.

Una ciudad solar basa la mayoría de su consumo energético en la utilización de placas solares que captan los fotones o partículas de luz para que generen un flujo de electricidad al golpear los electrones libres de los átomos.

El impacto creciente de la energía solar

Este negocio se ha convertido en un sector muy lucrativo, ya que ante la excesiva atención que se ha dirigido hacia la instalación de paneles solares, muchas son las empresas que se han dedicado al desarrollo de esta tendencia.

Hoy proporcionan a los interesados una fuente de energía mucho más saludable, y que incorpora una fácil instalación y un aspecto mucho más evolucionado y futurista a los edificios que contienen estas placas.

La energía solar es más saludable y además es una buena solución para que una persona logre la autosuficiencia energética.

El hecho de que las ciudades solares estén creciendo, y cada vez sean más las que se suman a esta modalidad de generación de energía verde se debe a que los paneles solares no son tan costosos como se presume.

Adicionalmente, cuentan con un valor agregado, que es una alternativa perfecta para la reducción de gastos relacionados con el consumo eléctrico, debido a que se ha demostrado que estos disminuyen dramáticamente, siendo una ventaja significativa para la economía del hogar.

Iniciativas mundiales

En los Estados Unidos, se lleva a cabo una iniciativa conocida como el Proyecto Solar Maps, el cual es una propuesta del Departamento de Energía de los Estados Unidos para crear conciencia e impulsar el uso de energía solar en ciudades del país.

Algunas de las ciudades más importantes son Nueva York, Boston o San Francisco, que están en proceso de desarrollo de este esquema energético.

Otra de las opciones también destacadas en el mundo es Fujisawa, en Japón, ya que después del accidente nuclear de Fukushima, se buscaba desarrollar una ciudad inteligente a 50 km del oeste y de Tokio. Participan marcas como Panasonic, donde se utilizan algunas tecnologías y sistemas renovables, donde los paneles solares destacan significativamente.

De bajo coste y de fácil instalación son las señas que definen a las placas de energía solar.

Bajos costes y una fácil instalación es lo que define a las placas de energía solar, que pueden garantizar una mejora en la vida del planeta, pues es una tecnología inteligente que representa un menor impacto ambiental.