El sector turístico es uno de los grandes afectados por el coronavirus, y el ecoturismo no ha sido ajeno a su impacto. Pero debido a las características del ecoturismo presenta unas características idóneas para ser de los primeros tipos de turismo en recuperarse. Según un estudio realizado consultora DNA, a partir de una encuesta de 6000 actores del sector turístico, el turismo rural y de naturaleza serán los primeros en recuperarse.

Ecoturismo

El ecoturismo se encuentra dentro del turismo alternativo que busca replantearse el actual modelo turístico de masas. Hay que diferenciar turismo de naturaleza de ecoturismo. No todas las actividades turísticas realizadas en un ambiente natural pueden definirse como ecoturismo. Este tipo de turismo tiene en cuenta a las comunidades locales y el entorno natural, fomentando su conservación. En artículos anteriores ya hemos comentado las diferencias entre ecoturismo y otros tipos de turismo como el sostenible.

El fin último del ecoturismo es reducir el impacto negativo que el turismo general suele tener sobre el entorno natural, social y cultural, y de esta forma proteger las zonas naturales utilizadas como centros de atracción del ecoturismo.

El ecoturismo se basa en la educación ambiental o la interpretación de la naturaleza, destacan las siguientes actividades: la observación de ecosistemas y de las especies que lo conforman (avifauna, flora, etc), talleres de educación ambiental, safari fotográfico, rutas interpretativas, etc.

 


Nuevo paradigma

La llegada de la pandemia del COVID-19 hizo necesario replantearnos los modelos turísticos que se están promoviendo a escala mundial. Tradicionalmente las campañas turísticas estaban incentivando el turismo de masas directa o indirectamente. Aunque siempre se envolvían en la bandera de que querían atraer un turismo de calidad, la realidad es que los principales destinos turísticos del mundo están basados en el turismo de masas.

La reciente pandemia mundial, así como la crisis ambiental nos debe hacer reformular el sector turístico, donde los consumidores exijan una excelente calidad ambiental en la selección de destinos.

Cada día más investigaciones afirman que la pandemia está acelerando los cambios en el sector, obligando a replantear los modelos de turismo para actuar ante las crisis ambientales.

Este nuevo paradigma abandonaría el modelo de colonialismo cultural y explotación de recursos, a favor de un sector que mantenga una relación más igualitaria con el destino local, donde se promueva y conserve el medio y la cultura originaria. En este sentido ecoturismo presenta una mejor adaptación. Además, este tipo de turismo posee una serie de ventajas frente epidemias del coronavirus:

  • Sus actividades se hacen en el exterior, ampliándose el distanciamiento social.
  • No existen grandes aglomeraciones de personas, ya que se tiene muy en cuenta la capacidad de carga de los destinos.
  • Se tiene en cuenta la no afección del medio, lo que permite minimizar los riesgos.

En esta línea varias ONG ambientales, como Seo/Birdlife, promueven el ecoturismo alertando que es necesario prestar atención a los límites que la naturaleza, los ecosistemas, la salud y el planeta imponen para desarrollar la economía, las relaciones sociales y la toma de decisiones políticas en un marco ambiental que permita un desarrollo humano justo y equitativo.  Muestra de ello, recientemente SEO/Birdlife presentaron un documento  en este sentido: “Cambio del modelo turístico post Covid-19: Turismo de naturaleza y ecoturismo, la clave en el que se abordan cuestiones principales a tener en cuenta para asegurar una Reconstrucción Verde”.

Para finalizar el artículo os dejamos el siguiente link con algunos consejos para que seáis ecoturistas.