La llegada del verano es el mejor momento para disfrutar de la playa de manera sostenible. La playa es un destino excelente para relajarnos o divertirnos los días de calor, pero también es un ámbito muy sensible que debemos proteger. La conservación de los arenales depende en gran medida de nuestro comportamiento.

Hoy en TYS Magazine os traemos una serie de consejos para disfrutar de manera sostenible vuestros días de playa.

 


Evitar el coche para ir a la playa

Las playas normalmente se localizan lejos de nuestra vivienda habitual. Es preferible siempre emplear el transporte público, ya que se reduce considerablemente la huella de carbono. Muchos arenales presentan conexiones deficientes con el transporte público y tenemos que emplear el vehículo privado. En estos casos, siempre es mejor aparcar lejos del arenal para no alterarlo. Nunca aparquemos encima de los sistemas dunares ya que estamos provocando un daño irreversible.

En el caso de que nos encontremos cerca del arenal la mejor manera de llegar es ir a pie o en bicicleta, siguiendo los caminos existentes.

La playa no necesita vuestros residuos

Los visitantes de los arenales podemos generar una cantidad ingente de residuos, que acaban degradando nuestras costas y sus aguas. Por tanto, siempre que vayamos a la playa reduzcamos el número de objetos que pueden producir un impacto en la costa, especialmente envases desechables (de un solo uso).

Cuando generemos basura, depositemos el residuo en su contenedor correspondiente para su posterior reciclaje. Es cierto que muchos arenales naturales no tienen papeleras o contenedores, en ese caso nos llevaremos la basura de vuelta, para depositarla en su contenedor correspondiente más cercano. Es importante que llevemos una bolsa para recoger los envases y residuos que podamos generar, por si no tenemos la certeza que existan papeleras.

Si fumáis tener mucho cuidado y no arrojéis las colillas a la arena. Las colillas tardan entre 5 y 20 años en degradarse y su filtro puede contaminar hasta 3 litros de agua. Si vais a fumar en la playa, llevar un cenicero o un envase para guardar las colillas.

Conservar el ecosistema

Las playas especialmente las naturales son un ecosistema muy rico que debemos preservar, mediante un comportamiento respetuoso. En primer lugar, debemos acceder a la playa por los accesos habilitados, no creemos nuevos caminos ya que favorece la erosión del sistema dunar.

No nos llevemos recuerdos naturales

No nos llevemos plantas, conchas, coral o animales de la costa como recuerdos, porque tienen una función dentro del ecosistema costero. En el caso de plantas y animales hay que tener especial cuidado ya que pueden estar en peligro de extinción. Así que no molestemos a la fauna local.

Muchas veces nos parece un gesto inofensivo recoger conchas, arena o una planta, pero produce un grave impacto a estos ecosistemas tan frágiles. Os imagináis si lo hiciera todo el mundo.

Ser responsables con nuestras mascotas

Además, si visitáis la playa con vuestra mascota, no debéis olvidar recoger sus excrementos y siempre mantenerla en el área permitida para animales. Si es una playa natural, debemos llevarla con correa y que no afecte a la fauna local.

Agua recurso escaso

El agua es un recurso escaso que debéis emplear de manera responsable. Lo mejor será daros una ducha rápida para evitar su desperdicio.

Respetar la economía local

En muchos arenales se marisquea siendo una de las principales fuentes de ingresos de la población local. Por tanto cuando vayamos a estas playas no cojamos el marisco, porque además de perjudicar a la población local, puede acarrear un riesgo a nuestra salud y puede ser ilegal.

Cuando compremos suvenires elijamos productos locales, así ayudamos a reducir las importaciones y por lo tanto su transporte que consume recursos y genera emisiones.

 


Productos ecológicos

Como consumidores tenemos un papel fundamental en el cuidado de nuestro entorno.

Hospedaje ecológico

Es muy importante donde elegimos alojarnos, primando aquellos hospedajes que respetan el medio. Para poder seleccionarlos, debemos comprobar si tienen sistemas de gestión ambiental u otra certificación ecológica, para reducir el impacto de nuestras vacaciones. Existe una gran diversidad de hospedajes ecológicos desde hoteles, hostales, campings, etc.

Protectores solares ecológicos

La mayoría de los componentes de los protectores solares aunque no son nocivos para nuestra salud, son tóxicos para la naturaleza, afectando al fondo marino. Así que os recomendamos cremas solares ecológicas. Aquí os dejamos algunas marcas:

Bolsas y recipientes reutilizables

Es importante emplear bolsas y recipientes reutilizables para reducir el número de bolsas y envases desechables y por tanto de residuos. Además podemos emplear bolsas ecológicas y así minimizamos aún más nuestro impacto.

Moda sostenible

La ropa que llevamos a la playa también puede ayudar mucho a nuestro entorno. El sector textil es una de las industrias más contaminantes del planeta, así que es muy importante elegir lo que nos ponemos.

Wise Owl Eco Goods Wholesale
Gafas Wise Owl Eco Goods

Gafas de sol ecológicas

Las gafas son uno de los complementos fundamentales para pasar un día de playa. Actualmente existen muchas alternativas ecológicas, como las gafas WISE OWL ECO GOODS