Cada litro de Coca-Cola producido consume 1,88 litros de agua: 1 de ellos va en la bebida como ingrediente y el otro 0,88 se utiliza para otras labores para garantizar la higiene de los envases y el proceso de envasado. Pues bien, Coca-Cola se ha propuesto devolver a la naturaleza todo este agua consumida.

La parte utilizada para higiene (los 0,88 litros por cada litro de refresco) se devuelve directamente después de depurarla, igual que hacemos en casa con el agua que utilizamos para lavar los platos o fregar. En algunos casos, se conduce a depuradoras municipales, donde se junta con el resto del agua consumida por la localidad y se limpia para devolverla a un río o al mar. En otros casos, se vierte directamente a un cauce natural. En este caso, el agua además de depurarse se trata para que pueda albergar vida acuática y sea totalmente seguro mezclarla con el resto del torrente natural.

Además, entre 2010 y 2020 Coca-Cola se ha propuesto reducir un 22% la cantidad de agua consumida para estas labores: ser más eficientes para poder llevar a cabo los mismos procesos de higiene, pero consumiendo menos agua.

El reto es devolver a la naturaleza también el litro de agua que contiene cada refresco: Coca-Cola quiere devolver a la naturaleza cada gota de agua que va en las botellas. Y para ello colabora con ONGs, universidades, institutos tecnológicos y otros agentes expertos en la conservación del agua en proyectos relacionados con la mejora de la utilización del agua, la reutilización, el mejor aprovechamiento o la mejora de la calidad de las aguas de nuestros ríos y costas, tanto a nivel internacional como en España, como te contamos en “Los proyectos de Coca-Cola para devolver cada gota de agua que contienen sus refrescos a la naturaleza” .

En total, Coca-Cola España aportó, solo en 2013, más de 1.200 millones de litros de agua a la naturaleza.

Fuente: www.cocacola.es

tysgal_v