¿Sabías que el Mar Menor se está aislando del Mediterráneo?

Manga del Mar Menor

Es uno de los ecosistemas únicos y también uno de los más frágiles. Pendiente a todas horas de la evolución del Mar Menor, los científicos ya pueden asegurar, mediante médotos de teledetección, que la laguna está cada vez más aislada del Mediterráneo.

El Mar Menor es una albufera o laguna litoral de agua salada del mar Mediterráneo situada en la Región de Murcia, al sureste de España. Se trata de la albufera española de mayor extensión, disponiendo de valores medioambientales que la hacen contar con numerosas figuras de protección, incluida en la lista Ramsar. Sus especiales características lo convierten en un destino turístico de importancia.

El equilibrio del ecosistema del Mar Menor es extremadamente frágil. En los últimos años se han agravado extraordinariamente los problemas medioambientales en la laguna motivados por las siguientes razones:

  • Una “mediterraneización” de las aguas del Mar Menor: El ensanche y dragado del canal del Estacio en 1973 para permitir el paso de embarcaciones del Mediterráneo al interior de la laguna, más concretamente al puerto deportivo de Tomas Maestre, quien se comprometió con el ministro de obras públicas en el año 1979 a restituir el daño realizado y así cumplir con la ley de costas que dice que todo debe ser devuelto a su estado natural cosa que nunca cumplió, alteró radicalmente los índices de salinidad y la temperatura de las aguas.​
  • Colmatación de la laguna (pérdida de superficie y profundidad) por arrastre de sedimentos procedentes de la actividad minera y por la deforestación a través de las ramblas que desembocan en el Mar Menor.
  • Contaminación producida por nutrientes principalmente nitratos, procedentes de la expansión de la agricultura de regadío en el entorno de la laguna y arrastrados por medio de las ramblas lo que provoca un aumento de la concentración de materia orgánica por lo que se aceleran los procesos de eutrofización.3​
  • Vertidos de aguas residuales procedentes de los municipios costeros, sobre todo de la denominada Rambla del Albujón.
  • Saturación urbanística de las costas y alteración de las condiciones naturales por construcción de caminos, dragados de puertos, canales, restauración artificial de playas e infraestructuras relacionadas con el turismo.
  • Contaminación por hidrocarburos procedentes de las embarcaciones a motor y remoción de fondos por las más veloces, como las motos de agua.
  • Cambios en los ecosistemas. Estos cambios en las condiciones ambientales de la laguna ha provocado enormes cambios en los ecosistemas, especies y recursos pesqueros. Han desaparecido, o se han reducido extraordinariamente, especies anteriormente frecuentes, algunas de gran valor económico como la anguila o el langostino y otras como el caballito de mar y se han extendido masivamente otras como el alga Caulerpa prolifera, que tapiza ya el 95% de los fondos arenosos y las medusas Rhizostoma pulmo y Cotylorhiza tuberculata que han llegado a convertirse en algunos años en una auténtica plaga de millones de individuos.4​5​
  • Especies invasoras. Desde la apertura del canal del Estacio y la entrada masiva de agua procedente del Mar Mediterráneo, se ha producido la invasión de algunas especies no mediterráneas. Así, se ha detectado la presencia del cangrejo azul (Callinectes sapidus), procedente de las costas atlánticas americanas6​ y de la babosa bursatella (Bursatella leachii) que proviene del Mar Rojo.

 

Fuentes: RTVE, Wikipedia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *