¿Qué es un parklet? Humanización de las calles a bajo coste

parklet

El parklet es extender el espacio libre destinado a los peatones a costa de las plazas de aparcamiento, básicamente es expandir la acera ocupando antiguas plazas de aparcamiento adyacentes.  El objetivo de los parklets es recuperar el espacio para los peatones y ampliar las zonas verdes.

Los parklets pueden ser de carácter eventual, por ejemplo para un evento, o de carácter permanente.  Aunque su vocación inicial es pública también se han acondicionado para las terrazas de cafeterías y restaurantes. Estas instalaciones están diseñadas como espacios públicos para que los ciudadanos puedan disfrutar de la ciudad, normalmente en espacios urbanos donde es difícil crear parques o jardines.  Estos espacios aportan grandes beneficios a la comunidad, como optimizar la fluidez en aceras congestionadas, aumentar los ingresos de negocios próximos o mejorar la calidad del paisaje urbano.

Parklet en San Francisco

Parklet en San Francisco

Estos espacios son bastante comunes en Estados Unidos, siendo la ciudad de San Francisco una de las pioneras. Actualmente podemos verlos en varias ciudades Norteamericanas (Filadelfia, Chicago, Charlotte, Nueva York, Dallas, Seattle, Raleigh, etc.) y en algunas ciudades de México como Puebla de Zaragoza.  En muchos casos estas instalaciones se administran a través de asociaciones con negocios adyacentes.

Los parklets que llegaron a México en el año 2013 haciendo su aparición en el Distrito Federal bajo el nombre de “parques de bolsillo”, como respuesta a la problemática de falta de espacio libre.

En España podemos encontrar estas instalaciones en distintas ciudades, aunque no se le denomine de esta forma. La mayoría de las instalaciones que podemos encontrar son privadas (terrazas) o actuaciones de asociaciones.

Para garantizar el existo de estas instalaciones deben cumplir los siguientes condicionantes:

  • Deben ser visibles por los vehículos, por tanto es aconsejable que presenten elementos verticales visibles como postes o bolardos.
  • La instalación estará contenida en un espacio definido por barreras (mobiliario o vegetación).
  • No debe obstruir el drenaje de las aguas pluviales.
  • Se integrará paisajístcamente con su entorno.
  • Deben presentar una superficie mínima acorde al uso del parklet.
  • Se aconseja que tengan la misma altura que la acera. Pero en el caso de existir escalones o desniveles se establecerá elementos que por su textura y color sean claramente visibles.
  • Los elementos del parklet deben ser resistentes tanto a los agentes meteorológicos como a actos vandalismos.
  • El pavimento de la instalación debe ser antideslizante.
  • El diseño tendrá en cuenta las personas de movilidad reducida tanto por su edad como por su discapacidad.
  • Se revegetarán, nunca con plantas invasoras. Se recomienda plantas autóctonas o que estén adaptadas al clima de la zona.
  • Se emplearán materiales locales (madera o piedra) o sostenibles (materiales reciclados).

Estas instalaciones son una buena alternativa para humanizar nuestras calles, incluso para la instalación de terrazas, ya que no reducen el espacio libre de acera dedicado al desplazamiento de peatones.  Además los parklets debido a su configuración presentan un coste mucho más reducido que la humanización tradicional de una vía urbana.

Autor: Jose Taboada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *