Nuevo Informe Planeta Vivo

La humanidad y la forma en que nos alimentamos, proporcionamos combustible y financiamos nuestras sociedades y economías están empujando al límite a la naturaleza y a los servicios que nos proporcionan energía y sustento, señala el Informe Planeta Vivo 2018 de WWF.

El informe, publicado estos días, presenta un panorama desolador del impacto de la actividad humana sobre la vida silvestre, los bosques, los océanos, los ríos y el clima del mundo. Sin embargo, destaca igualmente las oportunidades que todavía tenemos para actuar y la urgente necesidad de que la comunidad global reconsidere y redefina colectivamente cómo valora, protege y restaura la naturaleza.

¿QUÉ ES EL INFORME PLANETA VIVO?

En 1998 WWF publicaba por primera vez el Informe Planeta Vivo. Actualmente lleva más de  20 años estudiando el estado de la biodiversidad mundial.

En 2018 se publica la 12ª edición de este informe científico imprescindible para conocer el estado mundial de la biodiversidad y de los recursos naturales, de los que el ser humano dependemos para vivir. Este análisis, que se resume en un índice (el Indice Planeta Vivo) recoge una visión panorámica del estado de las especies, los impactos generados por el ser humano y las soluciones disponibles. Se realiza en colaboración con la Red de la Huella Global y la Sociedad Zoológica de Londres. Analiza la tendencia de 16.000 poblaciones de más de 4.000 especies, reflejada en un índice, el Índice Planeta Vivo (IPV). La base de datos del IPV crece todo el tiempo y cada Informe Planeta Vivo dispone de más información para realizar sus análisis. ​​

La ciencia nos muestra la dura realidad. El informe lleva años llegando a la misma preocupante conclusión: La biodiversidad mundial disminuye a un ritmo alarmante. El índice planeta vivo decrece a un ritmo alarmante.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *