Los gorriones están desapareciendo en España

Según los datos de SEO/BirdLife la población de gorriones  ha caído un 7%. En los últimos 18 años, acumula una caída del 15% en España, lo que supone 25 millones de gorriones menos.

Pocas aves representan tan bien la convivencia entre seres humanos y aves silvestres como el gorrión común. De hecho, es especialmente dependiente de la actividad del ser humano. Tanto, que es difícil verlo  en aquellos lugares donde no existen pueblos y está ausente en las zonas donde falta la actividad humana. Por eso, si escasea en lugares donde debía estar presente –como es el caso de pueblos y ciudades- las alarmas saltan. Puede que su ausencia indique que algo va mal.

Esta reflexión se encuentra encima de la mesa ya que los gorriones están despareciendo de espacios en absoluto abandonados por el ser humano. Diferentes estudios han alertado de su declive y precisan que los ejemplares que habitan en grandes ciudades desaparecen a mayor velocidad. En grandes urbes como Londres o Pekin existe una creciente preocupación porque ya casi ni se ven por la calle.

¿Por qué desaparece el gorrión?

Se han hecho diversos análisis para averiguar qué origina ese declive. Entre otras conclusiones, se ha detectado que los individuos que viven en el interior de localidades de carácter más urbano presentan anemia, malnutrición y un funcionamiento deficitario de sus sistemas de defensa antioxidante. Sin embargo, aves de las periferias de los núcleos urbanos y que, por tanto, viven en entornos más rurales no presentaban ese deterioro. El mal estado de la salud de las aves parece estar relacionado con el exceso de contaminación atmosférica y la falta de alimentos necesarios para el mantenimiento de una dieta equilibrada.

La mejora de la calidad del aire y la adopción de planes de urbanismo que incluyan una mayor densidad de espacios verdes de buena calidad pensados para el uso no sólo de los ciudadanos, sino también para cubrir las necesidades de otras especies urbanas, mejoraría de forma sustancial la viabilidad de las poblaciones de gorriones y otras muchas especies en entornos urbanos.

Más información 

Fuente: http://www.seo.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *