La ONU urge a a tomar medidas drásticas para limitar la subida de la temperatura global a 1,5 ºC

El Grupo Intergubernamental de la ONU de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) publicado este lunes alerta de que limitar el calentamiento global a 1,5ºC requeríria “cambios sin precedentes” a nivel social y global. Los expertos vaticinan que esta subida se superará en solo 12 años, entre 2030 y 2052 y, a este ritmo, se deberían cambiar aspectos como el consumo de energía, la planificación urbana y terrestre y recortar mucho más las emisiones.

El informe, presentado en Incheon (Corea del Sur), examina las vías para limitar el calentamiento hasta 1,5ºC en vez de 2ºC, el límite acordado en el Acuerdo del Clima de París. Alerta de la dificultad para conseguirlo y advierte de que los objetivos fijados en 2015 no serán suficientes para frenar el calentamiento global en 2030. Además advierte de que los efectos para los ecosistemos y la vida en el planeta serán mucho menos catástroficos si se impide que se traspase esta barrera.

“Limitar el calentamiento a 1,5ºC es posible en las leyes de la química y física pero requerirían cambios sin precedentes”, ha dicho uno de los jefes del IPCC, Jim Skea. “El informe muestra que solo nos quedan ínfimas oportunidades para evitar el daño impensable al sistema climático que permite la vida tal y como la conocemos”, ha destacado el integrante del IPCC Amjad Abdulla.

Medidas para evitar superar los 2ºC

El documento presenta una serie de medidas para actuar con rapidez e impedir que las temperaturas sigan en aumento. Entre ellas, elevar el consumo de energía renovable del 70% al 85% en 2050 y reducir el consumo de gas al 8%, además de limitar el uso del carbón a un máximo del 2%.

De hecho, los expertos advierten de que si la temperatura global superase el límite del 1,5ºC, esta situación no podría revertirse sin tomar medidas adicionales contra el carbón hasta el año 2100.

Por otro lado, el informe también avisa de la ineficacia de algunas medidas, como la reforestación o el uso de bioenergía, que no han sido probadas y conllevan varios riesgos. Pasos como el reflejo de la radiación solar al espacio no han sido analizados.

De conseguirse mantener el crecimiento de 1,5ºC, el nivel del mar en 2100 aumentaría 10 centímetros menos que a un ritmo de 2ºC, el océano Ártico solo se derretiría en verano una vez al siglo en vez de una vez cada década y los arrecifes de coral se reducirían entre un 70% y un 90% en lugar de desaparecer por completo.

Fuente: RTVE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *