La movilidad al trabajo: un reto pendiente

Nuestro modelo de movilidad genera impactos que afectan al bienestar, a la calidad de vida de los trabajadores/as, a la competitividad de las empresas y a la economía nacional. La exclusión social por falta de vehículo o permiso de conducción; las congestiones de tráfico; las dificultades para conciliar la vida laboral y la familiar por el tiempo dedicado a los desplazamientos; los costes por el uso de uno o más vehículos en propiedad en la unidad familiar; el ruido del tráfico y los efectos negativos sobre la salud; las emisiones de gases de efecto invernadero; el elevado consumo de energía , la dependencia energética externa y de los combustibles derivados del petróleo; son, entre otros, impactos que conviene no olvidar.

Sin duda, la tarea de optimizar los desplazamientos al lugar de trabajo tiene que ser impulsada por aquellos actores que tienen algún tipo de responsabilidad administraciones, empresas y sindicatos, principalmente, así como los propios trabajadores/as , con el fin de garantizar el derecho a desplazarse de manera sostenible.

Descargar el libro gratuitamente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *