La crisis demográfica deja sin relevo generacional el mercado de trabajo

La galopante crisis demográfica de la que viene alertándose en Galicia desde hace dos décadas tiene ya un reflejo inequívoco en el equilibrio del mercado de trabajo. No se trata de una proyección que apercibe de riesgos a medio plazo, como sucedía en los tiempos de Fraga. La factura ya está aquí. Y da cuenta de una hemorragia estremecedora. En apenas cinco años, del 2008 al 2013, la comunidad ha perdido 118.622 habitantes de entre 15 y 34 años, según los datos de la encuesta de población activa (EPA). A ello ha contribuido, sin duda, la emigración de los jóvenes como consecuencia de la crisis económica, pero una sangría de esta envergadura no puede explicarse por un único factor. Sobre todo cuando otras comunidades, con mejor saldo demográfico, han sufrido también el éxodo de jóvenes desempleados.

En Galicia ha jugado un papel determinante la falta de relevo. Muchos de los que hace poco estaban entre los 15 y los 34 años han avanzado en edad, pero no han sido reemplazados. Técnicamente, estas franjas se conocen como cohortes. Y las nuevas son muchísimo más pequeñas por la baja natalidad. «Estamos ante un problema gravísimo que da cuenta de un país sin futuro; sin ánimo de parecer catastrofista, estas cifras reflejan un paisaje de guerra, es lo que ocurría antes cuando tras una contienda un país se quedaba sin jóvenes», sostiene Manuel Lago, economista de CC.OO.

Leer más

  1. Mireia

    Pues mejor. A España le sobra población, al mundo más de lo mismo y a Galicia ni te cuento.
    Si Galicia pudiera mantener a su población, no emigrarían tantos jóvenes. Un país que no puede sostener su población, tiene que disminuirla o hacerla descender. Es de cajón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *