Proceso participativo para la recuperación de un espacio municipal

Proceso participativo Lalín

En este post os vamos a hablar de participación social y para ello vamos a poner de ejemplo un proceso participativo llevado a cabo en el municipio de Lalín, provincia de Pontevedra (España). La iniciativa fue promovida por la corporación municipal e implicó tanto a ciudadanos como a agentes sociales quienes debían consensuar el nuevo uso del edificio de la antigua piscina climatizada, actualmente abandonado.

La empresa TYSGAL fue la encargada de llevar a cabo el proyecto. Al ser el primer proceso participativo que se había llevado a cabo en este municipio de 20.000 habitantes, generó dudas iniciales sobre los vecinos y vecinas.  Por tanto la primera fase del trabajo llevado a cabo desde la consultora TYSGAL fue dar a conocer lo que era un proceso participativo y facilitar los canales de colaboración con toda la ciudadanía. Para ello se trazó una estrategia on-line y presencial.

Estrategia online

La promoción online se realizó mediante la puesta en marcha de página web del proyecto Participalalin junto con la difusión de la iniciativa por medio de redes sociales. En los meses que duró el proyecto la web corporativa tuvo más de 2.200 visitas y más de 200 seguidores en las RRSS.  La web fue la plataforma utilizada para  presentar una visita virtual a la piscina , además de publicar todas las noticias generadas en torno al proceso y documentos de trabajo derivados de cada fase.

Estrategia presencial

Inicialmente el objetivo fue dar a conocer el procedimiento en una jornada informativa, donde se convocaron a todas las asociaciones y grupos de interés del municipio. Una de las peculiaridades que tiene Lalín es su gran dispersión rural (el municipio posee 334 núcleos de población la mayor parte rurales), por esa razón la empresa TYSGAL contactó con todos los alcaldes de barrio o pedáneos del rural lalinense.

Taller del proceso participativo

Posteriormente se visitó todos los centros educativos para explicarles la importancia de un proceso participativo a los más jóvenes y saber su opinión sobre qué hacer con el edificio. En los siguientes meses se hicieron talleres y jornadas de puertas abiertas. En la última fase se hizo una exposición de todo el proceso participativo.

Resultados

En la primera fase participaron 501 personas a título individual y varias asociaciones municipales. De esta parte surgieron más de 50 usos para la antigua piscina, pasando la a la siguiente fase sólo las 5 primeras.

En la segunda fase se realizó un análisis de las propuestas finalistas (costes, uso temporal, alternativas, potenciales usuarios, etc.) y se realizaron infografías. Esta información se dispuso en paneles (exposición) y vía web para que la gente votará las alternativas con un mayor criterio.  En esta fase participaron 535 vecinos de Lalín, eligiendo en su mayoría una piscina abierta de uso lúdico, que el ayuntamiento de Lalín se ha comprometido llevar a cabo en los próximos años.

Entrada de la exposición

La población inicialmente reacia a este tipo de procedimientos ha valorado positivamente la puesta en marcha de los mismos ya que para la ciudadanía es importante sentirse parte activa de la toma de decisiones municipal. Así mismo, desde el consistorio, consideran que iniciativas de este tipo les ayudan a gobernar de una manera más eficiente y cercana con los habitantes del municipio.

Para concluir, desde TYS Magazine creemos que estos proyectos ayudan a realizar un municipio más inclusivo y aportar soluciones a problemas complejos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *