Greenpeace publica un informe de los desmanes urbanísticos de la costa española

Greenpeace  mediante el informe ” Protección a toda costa” busca poner el foco en aquellos espacios que aún quedan sin urbanizar de la costa española, los que aún no están protegidos y que podrían ser los emplazamientos donde la construcción, tanto de viviendas como de infraestructuras, se pudieran cebar en un futuro. Pues lo que sí parece que continúa es el ansia por construir en la primera línea de playa.
Según Greenpeace este documento es una foto de partida para los próximos años ya que ha habido una política de declaración de espacios protegidos desigual. Unos más rigurosos y gestionados que otros. Gracias a estos espacios protegidos se ha salvado una importante parte de la costa y esos espacios hay que mantenerlos y poner todos los esfuerzos en proteger los espacios limítrofes o protegidos con menos rigor porque son los que están con mayor riesgo. Hay que mantener el medio natural para las generaciones futuras pero también para amortiguar los impactos del cambio climático que afectan a nuestro litoral como la subida del nivel del mar con la consecuente desaparición de playas y erosión en acantilados, riego de inundación en ramblas y zonas de cota baja como los estuarios. Y el consecuente impacto en los presupuestos generales del estado y de cada Comunidad Autónoma y municipios ribereños para restaurar playas temporal tras temporal de invierno o asegurar los bienes artificiales de la costa. Mantener un litoral sano y libre de ocupaciones en zonas más vulnerables a estos impactos significa para las personas que viven en la ribera del mar. La historia en nuestro país ya está escrita.

En el informe se detalla que  provincias españolas  más creció la urbanización de su litoral en el último cuarto de siglo son Castellón, con un 148%, Granada (146%), Valencia (118%), Cádiz (111%) y Almería (107%). La media en la costa española se sitúa un 57%. Aunque este crecimiento ha sido muy desigual por ejemplo en  Galicia, la provincia de Lugo, que alcanza el 66,8% y se sitúa como la novena provincia, mientras que a bastante distancia, Pontevedra, en el puesto 18, registró un crecimiento del 36%; y A Coruña (puesto 19 de 22) del 34,2%. Estas dos provincias cuentan con más kilómetros y núcleos costeros tradicionales que la lucense, pero también sufren más la presión urbanística.

El informe también recoge la protección de la costa. La media española de la protección costera es de un 27%, y Galicia queda muy por debajo en esta cuestión, ya que la provincia de A Coruña protege el 9,1% (posición 17); Lugo, el 3,3% (en la 20), y Pontevedra, el 3,1% (en la 22 de 22).

Desde TYS Magazine hemos analizado el documento, y nos parece muy interesante  este informe  ya que saca a la palestra, los desmanes urbanísticos que se han realizado en la costa española. Especialmente nos encanta la detección de elefantes blancos que existen en la costa española.

Si tenemos que poner algún pero, en la criterio de protección  ya que solo recoge la Red Natura, pero a nivel autonómico  y local, también se establecen nivel de protección costera, y en algún caso ha supuesto un hito significativo en la protección de la costa. En el caso más chocante son las provincias de Galicia, que están en las últimas posiciones  y no recoge las zonas de protección de POL (Plan de Ordenación del Litoral), por esta razón. También excusamos a Greenpeace, porque para inventariar de manera exhaustiva todas las  protecciones ambientales  es necesario  mucho esfuerzo y recursos. Además la metodología de comparación provincial sería mucho más compleja.

Salvo este pero,  creemos que es un documento muy recomendable, para hacernos una idea general de los excesos urbanísticos que se han producido en nuestra costa. Os recomendamos que lo leáis porque que es informe con datos muy relevantes y mostrados de manera sintética y bien estructurada, que hace fácil su consulta.

Autor: Jose M. Taboada  

Descarga el informe Protección a toda costa completo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *