España no logrará frenar la pérdida de biodiversidad en 2020 según denuncian SEO/BirdLife y WWF

Vista de los cañones del Sil desde el mirador de Cabezoá (Parada de Sil, Ourense)

¿Logrará España detener la pérdida de biodiversidad? A juzgar por los datos y objetivos presentados por el Gobierno, no. Es la conclusión de un exhaustivo informe presentado en la COP13 sobre Biodiversidad de Cancún y  en el que han participado SEO/BirdLife y WWF. 

El estudio Progreso y alineación de los objetivos nacionales con la metas de Aichi se sirve de los datos aportados por España a la secretaría del Convenio de  Biodiversidad Biológica (CBD), encargada de la COP13, y concluye que el país no logrará poner freno a la pérdida de riqueza natural en el planeta en 2020. Este era el objetivo al que los Estados se habían comprometido en las denominadas Metas de Aichi, aprobadas en 2011 y ratificadas por España.

Según éste análisis, el progreso de España es insuficiente: de las 20 metas, sólo aprueba en las metas octava – relativa a la contaminación-; la undécima, sobre áreas naturales protegidas; la décimo séptima, que se refiere a la puesta en marcha de una estrategia de biodiversidad;  y la décimo novena, sobre conocimiento, ciencia y tecnología.  En las otras 16 metas, el progreso del país es insuficiente.

La situación es aún más grave si se atiende al grado de ambición que se ha fijado España para lograr los objetivos fijados por la comunidad internacional. Solo en cinco de las Metas de Aichi, las intenciones del Ejecutivo son similares o superiores a las fijadas por el tratado internacional.

Las actuales tasas de degradación de la vida en el planeta pueden conducir a un punto de no retorno para conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas que la albergan. Las consecuencias de este fenómeno son impredecibles.

“La pérdida de biodiversidad es visible en nuestros campos, nuestras montañas o humedales. Un excelente indicador de esta degradación son las aves, cuyas poblaciones en determinados hábitats es alarmante. Este fenómeno es especialmente significativo en medios agrarios y en las ciudades, los espacios en los que el ser humano convive con la naturaleza”, explica Juan Carlos Atienza, coordinador de Conservación de SEO/BirdLife.

Según Luis Suarez, Responsable del Programa de Biodiversidad de WWF España: Proteger la biodiversidad es fundamental para tener unos ecosistemas saludables y vitales para la economía y bienestar de la sociedad. Por desgracia, esto no es una prioridad y nuestro país pierde biodiversidad a un ritmo acelerado sin que se pongan los medios ni las políticas necesarias para evitarlo”. Y añade: “Es esencial y urgente que el Gobierno se tome en serio la pérdida de biodiversidad multiplicando los recursos para conservarla antes de que sea tarde y el impacto irreversible”

Información complementaria:

Compromiso a escala nacional
España no es un hecho aislado. Solo el 10% de los países analizados han planteado objetivos nacionales capaces de alcanzar las Metas de Aichi. El 40% de los Estados tienen menos ambición de la necesaria y, en el caso del 50%, la ambición para lograr poner freno a la pérdida de biodiversidad se considera “significativamente menor” a la precisa para alcanzar los objetivos a los que se obligó la comunidad internacional. En concreto, la meta número dos -desarrollo y reducción de la pobreza- y la quinta y la séptima, dirigidos a reducir presiones directas sobre la biodiversidad y la promoción de un uso sostenible de los recursos naturales son las más perjudicadas por la falta de ambición.

Con estos datos, que las organizaciones ambientales consideran decepcionantes, el informe concluye que las Metas de Aichi no podrán lograrse en 2020, tal y como está previsto, salvo que la ambición a escala nacional aumente significativamente.

Avances de los países
Según el informe, solo el 5% de los países analizados aseguran que se encuentran en la senda para alcanzar las Metas de Aichi. El 75% reconocen progresos para frenar la pérdida de biodiversidad pero en niveles insuficientes para alcanzar el objetivo global fijado para 2020. Es el caso de España. El 20% de los informes nacionales presentados por los Estados reconocen no haber realizado ningún avance en este sentido. La falta de progreso es especialmente significativo en el objetivo 20, relativo a la movilización de recursos y, con el 95% de los Estados con retrasos en el calendario, la consecución de Aichi parece lejana.

Los países ricos, los más incumplidores
El análisis indica que los países con mayores recursos son los menos alineados con las Metas de Aichi. Solo el 5% tienen objetivos adecuados. Aunque con menores avances, los Estados a los que el Banco Mundial considera con menores recursos tienen, en general, objetivos más consistentes para frenar la pérdida de biodiversidad en 2020.

 ¿Cuáles son las principales amenazas para la biodiversidad?
Según los analistas, la diversidad de vida en el planeta se halla amenazada por el cambio climático, la persecución directa de especies y su sobreexplotación -como ocurre con especies de elefantes, el rinoceronte, el atún rojo o los osos pardo-; la destrucción y fragmentación de los hábitats por la contaminación, la urbanización, la agricultura intensiva o la gestión ineficiente del agua; o la acción de las especies exóticas invasoras.

En la actualidad, y junto al calentamiento global, la pérdida de biodiversidad es el principal problema ambiental del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *