El Plan de Energía y Clima 2021-2030 movilizará 235.000 millones de euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy el firme compromiso de España y de su Gobierno en la lucha contra el cambio climático, el uso racional y solidario de los recursos, su apuesta por una economía descarbonizada y una transición ecológica urgente. Lo ha hecho durante la clausura del evento Impulsando la ambición climática, organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica.

 


Este encuentro de alto nivel ha congregado por primera vez en España a algunas de las voces más relevantes a nivel internacional, en materia de cambio climático y desarrollo sostenible, que han marcado la estrategia global encaminada a alcanzar un modelo económico más justo y equitativo, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas.

El presidente ha anunciado que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, que el Gobierno remitirá en breve a la Comisión Europa, movilizará 235.000 millones de euros a lo largo de la próxima década. “Se trata de medidas concretas, reales, contables y efectivas”, ha manifestado Sánchez, quien ha destacado que España trabaja en una agenda integral, con objetivos claros en toda la acción de gobierno, bajo la premisa central de que la transición ecológica “sea socialmente justa” y que “no deje desprotegido a nadie”.

El presidente ha indicado que la variación global del clima de la tierra  “es un desafío para todos” por lo que “no se pueden buscar respuestas individuales a problemas que exigen respuestas colectivas” y, por ello, ha apelado a la comprensión de los ciudadanos para que entiendan que las legislaciones medioambientales, aunque tienen una adaptación incómoda en el corto plazo evitan un daño a largo plazo.También ha apostado por impulsar la agenda de transformación de Europa, para que el continente se sitúe a la cabeza de la acción climática y la transición ecológica, y sea capaz de convertir la lucha contra el cambio climático en una oportunidad para mejorar la competitividad, el empleo y la calidad de vida de la ciudadanía.

Sánchez ha señalado que las instituciones multinacionales, en especial Naciones Unidas, juegan un papel decisivo y considera que el compromiso de esta organización con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y el cumplimiento del Acuerdo de París “es un auténtico contrato social global que nos vincula a todos”.

El encuentro ha contado con las intervenciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera; la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa y el presidente del Centro para el Cambio Climático, Economía y Política de la London School of Economics, Nicholas Stern. En la apertura del mismo, ha participado el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque y también han asistido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas.

Teresa Ribera ha señalado en su intervención que el avance hacia un modelo de desarrollo más justo, estable y respetuoso con los límites del planeta no es una opción ni un lujo sino una necesidad. “Estamos ante un cambio de paradigma que abre grandes oportunidades para la innovación, la competitividad, la generación de empleo o el bienestar social”, ha señalado Ribera, quien ha incidido, citando al prestigioso economista Nicholas Stern, en que los patrones de crecimiento no volverán a ser los que eran antes de la crisis. Ha añadido que “ya no será posible asegurar un progreso próspero y estable sin tener en cuenta los impactos del cambio climático y de la pérdida de biodiversidad” y que para el Gobierno es unaprioridad garantizar una transición ecológica justa, que ponga en el centro a las personas y “no deje a nadie en el camino”.

Fuente: Fundación Biodiversidad

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *