La Xunta de Galicia contará este año con una estrategia para la implementación de la Infraestructura Verde de Galicia

La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio destaca la necesidad de contar con unas indicaciones sobre cómo deberían gestionarse estas zonas, que usos se deben promover y que características deberían cumplir las diferentes actividades

Destaca el trabajo realizado por los distintos grupos de investigación que permitieron identificar cuatro zonas distintas en la Infraestructura Verde de Galicia, zonas de núcleo, corredores ecológicos, áreas de amortiguación y zonas multifuncionales

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio contará a lo largo de este año con una estrategia para la implementación de la Infraestructura Verde de Galicia. Este es el siguiente paso en el que se trabajará, tal y como afirmó esta mañana a conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, en la inauguración de la jornada sobre la infraestructura verde de Galicia, organizada por el Instituto de Estudios del Territorio, para presentar el trabajo realizado con respeto de este proyecto que impulsa el Gobierno gallego.

Mato Otero señaló que después del inventario que vienen de realizar los equipos de investigación y de trabajo, que colaboran con el IET, el siguiente paso es definir los criterios de gestión de la Infraestructura Verde, es decir, cuáles serán las indicaciones sobre cómo deberían gestionarse estas zonas, que usos se deben promover, y que características deberían cumplir las diferentes actividades.

La conselleira destacó el trabajo realizado por los distintos grupos de trabajo, que se centraron en tres tipos de servicios: los de abastecimiento, como la producción de alimentos de combustible, de fibras, el suministro de agua. En ese sentido, el Laboratorio del Territorio analizó la provisión de los servicios ecosistémicos relacionados con la producción, como por ejemplo la de alimentos (para el ser humano y para el ganado), de recursos vegetales para producción energética, y también para la producción de madera; así como la regulación del clima a través de la reducción de gases de efecto invernadero (fijación de carbono), el potencial para la conservación de patrimonio cultural, la capacidad de filtración de contaminantes y la calidad del paisaje.

En el caso del grupo de IBADER (Instituto de Biodiversidad Agraria y Desarrollo Rural) evaluó la biodiversidad de las unidades ambientales en las que se dividió todo el territorio gallego, así como los servicios ecosistémicos relacionados con la reducción de los efectos del incremento del nivel del mar y con los aprovechamientos cinegéticos, piscícolas y recreativos. Este análisis también complementa el servicio de regulación del clima, la prevención de inundaciones, la regulación del ciclo del agua, el mantenimiento de la calidad del aire, la prevención de la erosión, la polinización, etc. El tercero de los servicios analizados es el cultural, centrándose en el turismo, ocio, deporte e inspiración artístico de cada ecosistema.

Tal y como explicó la conselleira de Medio Ambiente, una gestión eficaz requiere de una información de base sobre los servicios de cada ecosistema, ya que esta será de gran utilidad a todos los gestores y a los distintos responsables en la toma de decisiones de cara a la ordenación del territorio.

Gracias al trabajo realizado hasta el momento ya podemos concluir que la futura Infraestructura Verde de Galicia estará constituida por cuatro zonas diferenciadas: las zonas núcleo, que son áreas de mayor valor ecológico, constituidas fundamentalmente por los espacios naturales protegidos; los corredores ecológicos, territorios que conectan espacios naturales de singular relevancia separados entre sí; las áreas de amortiguación, zonas necesarias para el mantenimiento y la funcionalidad ecológica de los corredores y de las áreas núcleo; y las zonas multifuncionales, en las que se promuevan usos del suelo que ayuden a mantener o regenerar unos ecosistemas biodiversos y sanos (frente a otras actividades incompatibles).

Añadió que con esta iniciativa Galicia se situará en la vanguardia y avanza en el camino que marca la Comisión Europea, que desde lo 2013 está desarrollando una estrategia para una Infraestructura Verde Europea, definida como un concepto que integra la conectividad de los ecosistemas, la protección y provisión de servicios ecosistémicos (de producción, regulación y culturales) y la mitigación y adaptación al cambio climático.

Fuente: CMAOT


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *